Los músicos callejeros regresarán el próximo lunes al barrio barcelonés de Ciutat Vella, en el marco de una prueba piloto diseñada por el Instituto de Cultura de Barcelona para adaptar ese tipo de actuaciones a las medidas sanitarias de la desescalada.

Según ha informado el Ayuntamiento de Barcelona, durante las dos próximas semanas, los artistas que forman parte del proyecto "Música en la Calle" podrán tocar en ocho puntos situados en las calles de Ciutat Vella, entre plaza Catalunya y Arc de Triomf, ante un máximo de diez espectadores.

EVITAR AGLOMERACIONES

Se trata de una prueba piloto para adaptar las actuaciones callejeras a las exigencias sanitarias de la pandemia, por lo que se llevarán a cabo en condiciones especiales, con marcas en el suelo para limitar la afluencia de público y vallas para garantizar las distancias físicas y proteger a los músicos, que deberán tocar en solitario.

En cada punto de actuación, un coordinador se encargará de evitar las aglomeraciones de espectadores y de velar por que se cumplan las normas de seguridad marcadas por Protección Civil para proteger tanto a los músicos como al público.

REGULAR ESPACIOS

Una vez superada la prueba piloto, se estudiará recuperar los 18 puntos para la música callejera que antes del confinamiento existían en el centro de Barcelona y regular otros espacios fuera de Ciutat Vella, además de revisar las medidas de seguridad.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.