Desconcentrar el turismo, impulsar una movilidad más racional, diversificar los contenidos, asegurar una sostenibilidad medioambiental y garantizar el compromiso cívico de los visitantes son los ejes del nuevo modelo turístico en el que trabaja el Ayuntamiento de Barcelona y que tras la pandemia debe implantarse.

Así lo ha subrayado esta mañana el concejal de Turismo e Industrias Creativas de Barcelona, Xavier Marcé, en su ponencia en el Summit Virtual Barcelona 2020 sobre los nuevos imaginarios de futuro del turismo postcoronavirus en la capital catalana.

El concejal ha participado en una mesa redonda sobre esta cuestión junto al exalcalde de Barcelona Jordi Hereu; el director general de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), Pere Calvet; el director del Gran Teatro del Liceu, Valentí Oviedo; el director del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), Pepe Serra, y el director general de Clear Channel España, Jordi Sáez.

NO REPETIR POLÍTICAS DEL PASADO

Marcé ha indicado que Barcelona sigue estando entre los primeros destinos turísticos preferidos en el imaginario internacional, pero ha puesto de manifiesto la necesidad de resolver "a corto plazo" ciertas externalidades negativas en ámbitos como el medio ambiente, el impacto en la vivienda o los conflictos cívicos, "para evitar que puedan consolidarse incipientes percepciones que conduzcan a una desafección ciudadana sobre el visitante".

El concejal ha instado a "no refugiarse en una repetición lineal de las políticas del pasado" y ha situado la cultura como eje central del nuevo modelo turístico, por su capacidad de crear una identidad singular atractiva y para desarrollar nuevos imaginarios que llenen de contenido otras zonas de la ciudad, así como del área metropolitana y del resto de Cataluña.

MEJORAS EN CONECTIVIDAD, CLAVE

Por su parte, Calvet ha subrayado que uno de los retos es mejorar en el ámbito de la movilidad sostenible y la conectividad, tanto dentro de Barcelona, en zonas como Montjuïc, como en el resto del territorio, impulsando nuevos destinos a zonas como el Pirineo o el Delta del Ebro desde Barcelona.

En el ámbito cultural, tanto Oviedo como Serra han coincidido en la necesidad de arraigar los equipamientos culturales a la sociedad barcelonesa y a sus valores para tener un ADN propio y diferenciado para retroalimentar e incrementar la riqueza cultural de la ciudad.

CREAR "UN RELATO COMPARTIDO"

A este respecto, Hereu ha apuntado que la creación de un proyecto de ciudad consensuado con los ciudadanos y "un relato compartido" son "la mejor forma de proyectarse y conectar con el mundo".

Sobre la necesidad de volver a promocionar Barcelona como destino turístico, Sáez ha apuntado que el uso de las tecnologías digitales, mediante la segmentación del público, es una herramienta idónea para llegar a un público concreto, aunque ha subrayado la necesidad de dotarse de planes estratégicos que definan cuáles son los perfiles de visitantes deseados.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.