El Ayuntamiento de Barcelona ha reconocido públicamente que ha denegado 3.300 becas deportivas para niños y jóvenes de entre seis y 17 años solicitadas para este curso académico, tal y como había denunciado previamente Ciutadans. El argumento ofrecido es la "falta de presupuesto".

Así lo ha confirmado el gerente del Institut Barcelona Esports (IBE), Frank Terrón, en la comisión de Derechos Sociales, Cultura y Deportes tras la pregunta de la concejal de Ciutadans Marilén Barceló, que fue quien denunció el recorte en noviembre. En total, el Ayuntamiento de Barcelona recibió 17.900 solicitudes de becas para actividades deportivas extraexcolares, de las cuales 3.300 se denegaron por falta de presupuesto y 1.518 se cancelaron porque no cumplían con los requisitos.

El importe presupuestado por el Ayuntamiento para las becas deportivas en el curso académico 2018/2019 es de 3,4 millones de euros, el cual se ha visto insuficiente para cubrir la demanda. Según Terrón, esto se ha producido por un aumento de las solicitudes, debido a un "efecto contagio". 

MÁS SOLICITUDES DE BECAS 

"Las familias se explican las unas a las otras la existencia de estas ayudas, y la demanda ha crecido", ha esgrimido el responsable municipal, explicación que no han convencido a Barceló, pese a que Terrón ha asegurado que ofrecerán soluciones a los clubes que detecten que hay niños y jóvenes que han dejado la práctica deportiva por problemas para pagar las cuotas.

La concejala de Ciutadans ha reprochado al equipo de gobierno la falta de previsión y les ha pedido "una solución definitiva a corto plazo. Si hablamos de igualdad de oportunidades, también ésta se debe demostrar en la práctica deportiva", pues el aumento de la demanda supone que hay más familias necesitadas, según ha razonado.