Hoy en día es difícil sentarse a una mesa a degustar una comida o una cena en grupo y no encontrarse con algún comensal que tenga una intolerancia a algún alimento. También es difícil saber si los ingredientes de algunos platos llevan compuestos que pueden ser dañinos para los alergénicos.

Conscientes de esta preocupación creciente en la sociedad, algunos restaurantes de Barcelona elaboran platos específicos para estos comensales. Así, sentarse a la mesa es un acto social de disfrute para ellos, al igual que para el resto de personas sin intolerancias alimentarias.

RESTAURANT GUT

Este acogedor lugar nace de la iniciativa de un grupo de amigos que decidieron un día juntar sus ideas para crear un restaurante con ilusión. Y de ahí surgió Restaurant Gut, un espacio donde todos los que lo visitaran se sintieran a gusto, siempre atendidos y con la máxima comodidad posible.

La carta del restaurante incluye propuestas de comida mediterránea e internacional, haciendo especial hicapié en los platos libres de gluten y en las opciones vegetarianas. Situado en la calle Perill 13, abre al mediodía de lunes a domingo y por la noche de lunes a sábado.

CAL MÀRIUS

En Cal Màrius no solamente se pueden degustar los típicos “platos prohibidos” para celíacos e intolerantes a la lactosa (tapas, bocadillos, hamburguesas…), sino que además pueden acompañarlos de una cerveza sin gluten.

En su carta disponen de 40 variedades de esta bebida, ya sean las que han eliminado el gluten por un proceso químico o las elaboradas con granos y lúpulos libres. Cal Màrius (Calle de Mallorca 449) se define a sí mismo como una gastro taberna con vocación de servicio al cliente y de normalización de la alimentación sin alérgenos.

GULA SANA

El nombre de este café ya es toda una declaración de intenciones, y desde luego que lo cumplen con su variada oferta de desayunos, brunchs, almuerzos y meriendas. Se pueden degustar todo tipo de alimentos -dulces o salados- de elaboración propia sin temor a reacciones alérgicas.

Para los celíacos, por ejemplo, Gula Sana garantiza que siempre trabajan con productos libres de gluten, con lo cual es imposible que se produzca una contaminación cruzada. De su carta destacan las recetas caseras de repostería libres de gluten, así como aptas para diabéticos, intolerantes a la lactosa, al huevo, a los frutos secos o a la fructosa. Abierto todos los días de la semana, Gula Sana está ubicado en Calle de la Diputació, 361.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.