Este jueves, 23 de julio, se celebrará el “Sant Jordi de verano”, una jornada que tiene como objetivo rememorar la Diada que no se pudo celebrar el 23 de abril por el decreto de estado de alarma. Las librerías de Barcelona podrán instalar paradas delante de sus establecimientos para atraer a los usuarios que paseen por la vía pública, como si se tratara de un Sant Jordi habitual.

FIRMAS DE LIBROS

El Ayuntamiento de Barcelona ha dado luz verde a este método y lo autorizará “próximamente” a través de un decreto de alcaldía. Cada comercio se hará responsable de las colas de clientes y también del mantenimiento de la distancia social.

Una de las principales dudas es si este jueves se permitirán o no las firmas de libros. Los comercios proponen desde hace semanas múltiples alternativas como pedir cita previa con el escritor o dejar el libro en la librería y que el autor de la obra lo firme antes de la apertura del local. Son medidas que todavía se tienen que establecer.

FLORISTERÍAS

También los floristas confían en poder celebrar el día con cierta normalidad y preparan un remesa de rosas blancas como “homenaje al dolor vivido estos meses y como símbolo de esperanza en el futuro”.

En el comunicado, Cámara del Libro y Floristas agradecen "el esfuerzo y el apoyo" que están recibiendo del Departamento de Cultura de la Generalitat, del Ayuntamiento de Barcelona y de la totalidad de ayuntamientos de Cataluña, así como de otras empresas e instituciones que están contribuyendo a hacer posible un reencuentro de los lectores con los autores el próximo 23 de julio "con todas las garantías de seguridad que exige el momento en el que vivimos"

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.