Un total de 173.928 alumnos empiezan este lunes las clases en los colegios e institutos de Barcelona, 82 días después de comenzar las vacaciones de verano el pasado 22 de junio. El curso 2021-22 será el tercero afectado por la pandemia del covid-19, las restricciones todavía estarán vigentes y los estudiantes podrían ser vacunados en los centros.

Como en el curso anterior, se mantienen los grupos burbuja, la ventilación en las aulas y el uso obligatorio de la mascarilla a partir de los seis años de edad. El departament ha afirmado que se echará del centro a los que no la lleven puesta. Por otro lado, todas las clases serán ya presenciales, las familias podrán acceder, de nuevo, al colegio y los menores podrán tener contacto con niños de otros grupos si se colocan la mascarilla. Una mascarilla que, por contra, no tendrán por qué llevar en el patio. Tampoco habrá que tomar ya la temperatura a los menores antes de entrar.

SIN CONFINAMIENTO... ¿Y CON VACUNACIÓN EN LOS CENTROS?

Además, la gran novedad del nuevo curso es que los estudiantes que tengan la pauta completa de vacunación no tendrán que confinarse si hay un positivo en su clase. Y para los que todavía no hayan recibido alguna de las dosis, el conseller d'Educació, Josep González-Cambray, avanzó este domingo que el departament está estudiando vacunar dentro o en las inmediaciones de los centros escolares a los mayores de 12 años.

CAE EL NÚMERO DE ALUMNOS

Según los datos del Consorci d'Educació de Barcelona, el curso 2021-22 comienza en la ciudad con una caída en el número de alumnos. Casi 6.000 menos que el año pasado, cuando fueron 179.574.

Menos alumnos y grupos más reducidos. Este año, el 75% de las clases de infantil estarán por debajo de los 25 niños. En la ESO, las que tendrán menos de 30 estudiantes suponen el 55% del total.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.