Barcelona es una musa inspiradora para los compositores. A lo largo de la historia varios músicos le han rendido su particular homenaje. Radio Futura, Jaume Sisa y Boris Vian, entre ellos. Hoy la ciudad sigue siendo inspiradora. Por eso, en estos últimos años han brotado nuevos temas que hablan de Barcelona. Algunos de bandas nacionales, otros de extranjeras. Algunos comerciales, otros emergentes. Irónicos o extremadamente halagadores. Pop o hip hop. La Barcelona actual contada a través de la música contemporánea. Seleccionamos los temas que han sabido marcado la diferencia.

Manu Chao: Rumba de Barcelona
A principios de este siglo, Manu Chao iba Rambla arriba, Rambla abajo. De ese amor por la ciudad salió este tema que se ha convertido en un clásico rumbero internacional. En el videoclip aparecen imágenes de la Barceloneta llena de bañistas y, evidentemente, imágenes de la Rambla –a cámara rápida– con sus respectivos turistas y gente local. Así como calles en obras y bonitas azoteas. “Esta es la rumba de Barcelona”, dicta la canción.

The New Raemon & McEnroe: Gràcia
En Lluvia y truenos (2016), el último álbum conjunto de estos dos grandes artistas nacionales, hay una canción que se llama así: Gràcia. En ella, Ramón Rodríguez y Ricardo Lezón narran un paseo por el barrio más bohemio de la ciudad, con frases tan evocadoras como “caminábamos por Gràcia, todo el cielo olía a menta, yo solamente pensaba...” O esta estremecedora declaración: “no consigo reencontrar ninguna noche en mi memoria como aquella en Barcelona escuchando de tu boca”.

Ojo al dato. No es la primera vez que The New Raemon hace un guiño al barrio. En Tú, Garfunkel, canción que da nombre al álbum A propósito de Garfunkel (2008), el cantautor narra una ruptura y en un momento del tema dice “yo a Bailén, tú a Vallfogona, ya no se aceptan más bromas”. Ajá. Justamente dos calles que cruzan Gràcia.

Ed Sheeran: Barcelona
Al compositor británico –como a muchos otros de su país– le encanta Barcelona. Su homenaje reúne ni más ni menos que 43 millones de visualizaciones en YouTube. Gusta, parece ser. Sábado noche, música alta, baile y sangría. Así lo cuenta, hacia al final de esta canción movidita. “We'll dance around la Sagrada Familia (Bailaremos alrededor de la Sagrada Familia) “Drinking sangría” (Bebiendo sangría) “Mi niña, te amo mi cariño” (No necesita traducción) “Mamacita, rica. Si tú, te adoro, señorita” (Sin comentarios) “Nosotros, viva la vida. Come on, let's be free in Barcelona” (Vamos, seamos felices en Barcelona). Sigamos.

 

Sidonie: En mi garganta
Esta canción del grupo que se autoproclama “el peor del mundo” –y escribe temas para días “de mierda”– cuenta la historia de una cita con una crucerista que resulta un chasco. Él llega emocionado con margaritas que le ha robado a su casero. En la plaza resbala y cae al suelo. “En Las Ramblas ya eres mía, tú has gritado 'policía', me he escondido en el puerto”, dice la canción. Hasta que, finalmente, él se queda en el puerto despidiéndose de ella con un pañuelo mientras zarpa su barco. Y ahí, en la garganta, queda atravesado el “te quiero”. Oh.

ZPU y Nach: Noches en Bcn
La noche de Barcelona es para estos dos raperos “un delito y un placer”. Este tema es el reflejo de una gran ciudad llena de contrastes. En ella aparecen guiris, mendigos, hippies o chicas Erasmus. “Fiesta, fantasía, la noche sirve de guía, irresistible, otra prueba de que aquí todo es posible”, reza la canción donde –como buen rap– no falta una parte irreverente: “Paso de esa Barna que se pudre donde ricos son impunes, también hay quien es inmune y a los que el amor les une”.

Facto Delafé y Las Flores Azules: La primavera
Entre los versos de esta canción tan motivante de la banda hay una frase que nos da una pista sobre cuál es la ciudad a la que ha llegado la primavera. Ahí va: “Barcelona estás tan guapa, aunque huelas a cloaca”. Sí, así. Zas.

 

Las Ruinas: Cerveza beer
La banda barcelonesa liderada por Eduardo Chirinos –hablamos del músico, no del poeta, no te asustes– triunfa con su heavy rock cañero. Cerveza beer es uno de esos temas para reírse y sentirse identificado. Puesta en escena noventera, en blanco y negro. “Who is esa noia hermosa, que viene por Joaquín Costa”, dice la canción sobre su paseo en el Raval. “Te invito a menjar un shawarma. Em diu 'fifty euros, vamos a la cama'”, sigue. Es la crónica de un fracaso anunciado. Un hombre paseando borracho por Ciutat Vella, intentando ligar sin éxito, hasta que ve a un “latero” y acaba comprando una Cerveza beer por un euro. Mítico.

 

Enric Montefusco: Meridiana
Salgamos del centro de la ciudad y rebajemos el subidón con este tema suave y nostálgico. Así es la canción del barcelonés exlíder de la banda –disuelta– Standstill. Su particular homenaje a la ciudad lleva el nombre de la avenida donde nació, “la más grande de Europa”. Según dice la canción que da nombre a su primer álbum en solitario “el fin de semana si hacía buen tiempo dejaba atrás la Meridiana”.

iSeo: Barcelona
La pamplonesa mece los oídos de los oyentes con este tema relajado que cuenta su intensa relación –en inglés– con la ciudad que está a punto de dejar: Barcelona. Entre otras cosas dice una bien profunda: que nunca olvidará la ciudad. Ni ella ni muchos de los que la han conocido. Barcelona es singular. No cabe duda.