De sorpresa en sorpresa. El padre de Skinny Love, Bon Iver, vuelve a Barcelona. Su (esperadísima) actuación se producirá el 17 de abril de 2020 en el Palau Sant Jordi, justo un día después de recalar en el WiZink Center de Madrid, según ha informado la promotora Live Nation este martes a través de un comunicado. El cantautor estadounidense deleitará a los fans con su último disco –publicado en formado físico de forma inesperada a finales de agosto– llamado i,i.

Tras su aclamado paso por el festival Mad Cool –donde fue uno de los cabeza de cartel– regresa a los escenarios con uno de sus LP más experimentales: su característico sonido folk y rock se entremezcla con la electrónica, con reminiscencias de Disclosure o Sigur Rós. Eso sí, hay un aspecto que no varía ni un ápice: su vocecita aguda, penetrante, que susurra a momentos y cala tan hondo como siempre.

UNA TRAYECTORIA ABRUMADORA

Han pasado ya más de diez años desde que el artista Justin Vernon publicó For Emma, Forever Ago, un trabajo grabado en una cabaña en Wisconsin, fruto de una crisis personal. Desde entonces, la evolución de Justin ha sido brutal, siendo capaz de acercar su música –llena de complejidades– a un público masivo. De hecho, actuará en los mismos recintos que han pisado otros ídolos musicales como Lana del Rey, Ed Sheeran, Billie Eilish o Arcade Fire o Katy Perry.

En este caso no lo hará solo, sino con 37d03d, una variante de Big Red Machine, la banda que comparte con Aaron Dessner de The National. Dos talentazos juntos… y revueltos en España.

Las entradas para sus conciertos se podrán adquirir en la preventa de Live Nation el jueves 12 de septiembre a las 10 horas o en la venta general el viernes 13 de septiembre también a las 10 horas, de nuevo en la web de Live Nation o en Ticketmaster. Su precio único serán 51 euros más gastos.