El Ayuntamiento de Barcelona pondrá en circulación 200.000 bonos para incentivar el consumo cultural, a través del Bonus Cultura, con el que quiere facilitar el acceso a la cultura a toda la ciudadanía y también impulsar el sector empresarial y económico de las industrias creativas y culturales de la ciudad.

Lo han anunciado el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni; el teniente de Cultura, Joan Subirats; y el concejal de Turismo e Industrias Creativas, Xavier Marcé, este martes en una rueda de prensa. Han detallado que se pondrán a la venta partir del 13 de julio y serán válidos hasta el 31 de diciembre para comprar en librerías, cine, espectáculos escénicos y conciertos.

PRECIO 

El Bonus Cultura costará 40 euros, aunque el usuario pagará 30 (más un euro de gastos de gestión) y los 10 euros restantes irán a cargo del Ayuntamiento de Barcelona. El bono será válido para cualquier compra en los establecimientos adheridos en la iniciativa.

El bono se podrá comprar a través de este link, donde el usuario podrá obtener un código (alfanumérico, código de barras y código QR), que se podrá canjear en los establecimientos que participan en la iniciativa. Si se realiza una compra por un valor superior al bono se tendrá que abonar la diferencia, y si la compra es inferior a los 40 euros que cuesta el bono, el establecimiento hará un vale de compra personalizado por el valor diferencial para invertirlo en el mismo local durante un tiempo limitado.

INVERSIÓN DEL AYUNTAMIENTO

Collboni ha explicado que en esta iniciativa se invertirán dos millones de euros procedentes del fondo extraordinario que activó el Ayuntamiento a raíz de la crisis del Covid-19, y que tendrán un "efecto multiplicador" con el que se podrá llegar hasta los ocho millones.

Marcé ha asegurado que si se agotan las entradas buscarán soluciones para ampliarlas, y confía en que la propuesta genere el entusiasmo necesario para que se acaben pronto: "La medida tiene una clara vocación multiplicadora". "El sector cultural está viviendo una crisis de demanda, sería una tragedia que se convirtiera en una crisis de oferta", ha dicho el concejal, que ha llamado a la ciudadanía a volver a consumir cultura.

MEDIDA COMPLEMENTARIA

Joan Subirats ha celebrado la medida, que considera un complemento que funciona perfectamente con otras medidas de reactivación cultural impulsadas a raíz la crisis del Covid-19: "Es una propuesta innegablemente positiva".

La iniciativa se ha llevado a cabo en colaboración con Empreses de Teatre de Catalunya (Adetca), la Associació de Sales de Concerts de Catalunya (Asacc), la Cambra del Llibre de Catalunya, el Gremi de Llibreters de Catalunya, el Gremi de Cinemes de Catalunya y el TresC Comunitat de Cultura.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.