Una Barcelona poliédrica, abierta, mediterránea y europea. Esta es la metrópoli que ilusiona a Manuel Valls. El ex primer ministro francés aspira a la alcaldía de la Ciudad Condal con una plataforma transversal (Barcelona, capital europea) y un discurso que pretende superar la "lógica de los partidos". Y, sobre todo, persigue una Barcelona que sume, que supere la actual inestabilidad política provocada por el procés. "Barcelona es una solución al 'cul de sac', al empate técnico que hay en Catalunya", recalca Valls durante su visita a la redacción de Metrópoli Abierta.

Valls, socialista y republicano por convicción, considera que Barcelona no está bien gobernada, que no tiene el liderazgo que se merece y, desde luego, que no lo va a encontrar si sigue metida en el debate identitario que se vive en toda Catalunya, de la que es 'cap i casal'.

En declaraciones exclusivas a este medio, el candidato a la alcaldía de Barcelona espera recibir la confianza de “ciudadanos que quieren una Barcelona mejor de la que hay ahora” y se muestra “ilusionado y optimista” con el reto que ha decidido aceptar.

CRÍTICA A TORRA

“Los debates que estamos viendo estos días en el Parlament sobre la independencia, el nacionalismo, el derecho a decidir etcétera suenan a antiguo y son un fracaso de la política. Seguimos en un bloqueo que no nos conduce a ninguna parte, que al barcelonés no le llega y que no hace más que desenfocar el auténtico debate ciudadano”, dice Valls. “Por otra parte, las declaraciones del señor Torra sobre los CDR me parecen sencillamente impresentables, peligrosas, sin el nivel que se le requiere a un President de la Generalitat", añade.

Valls considera que el 'procés' iniciado y mantenido por algunos partidos está intoxicando la vida en común de los barceloneses, a los que se ha metido en una espiral política que no les toca ni les corresponde, pero que sufren cada día desde hace ya demasiado tiempo. Y, en este escenario, la actitud meliflua de Ada Colau no ayuda a dejar las cosas claras.

ABOGA POR EL CAMBIO

“Las últimas declaraciones de la alcadesa lo dicen todo”, opina Valls, en relación a la oferta de Colau oferta a Torra, a fin de negociar con la Generalitat un acuerdo para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado, los catalanes y los de Barcelona: “No puedes pretender ser equidistante en un tema tan importante, que ha fracturado la sociedad catalana y que ha afectado a la ciudad, de donde se han ido muchas empresas”.

Manuel Valls aboga por una Barcelona diferente / HUGO FERNÁNDEZ
Manuel Valls aboga por una Barcelona diferente / HUGO FERNÁNDEZ

Valls considera que la confrontación constante excluye a la mayoría de personas que no se sienten identificadas con el independentismo. Por eso aboga por el cambio.  "Necesitamos cambiar de rumbo", ha alentado con esperanza. Es por eso que su apuesta pasa por "una Barcelona globalcapital de Europa, una ciudad de progreso que mira hacia adelante"