El PP saca los colores al Ayuntamiento de Barcelona. El portavoz del grupo municipal en el consistorio, Òscar Ramírez, ha hecho una petición a Colau para suspender de forma temporal y revisar la recogida de residuos puerta a puerta en el barrio de Sant Andreu de Palomar. El sistema, implementado recientemente, ha levantado todo tipo de críticas y protestas por parte del vecindario del barrio barcelonés. 

En un comunicado, el Partido Popular en Barcelona ha detallado que presentará esta propuesta a votación en la próxima Comisión de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad del martes 15 de junio. "Consideramos que desde el Gobierno municipal de Colau se debería revisar el modelo implementado y su escala, y en su caso, desplegarlo de forma progresiva o solo en aquellos barrios donde se pueda gestionar de forma eficiente", ha dicho Ramírez.

"IMÁGENES INDIGNANTES"

El líder popular también ha añadido que la experiencia "ha dejado claro que no es aplicable a todos los barrios ni calles de la ciudad, generando graves problemas de suciedad, basuras acumuladas y malos olores", una situación que cree se verá agraviada con la temporada de calor de este verano.

Asimismo, el concejal ha señalado que si bien este sistema ha resultado efectivo en una zona con casas bajas y pocos vecinos como lo es el núcleo histórico del barrio de Sarrià, "no es lo mismo" aplicarlo en un barrio como Sant Andreu, donde afectará a más de 11.000 viviendas y casi 30.000 vecinos. Además, ha lamentado las "imágenes indignantes" producidas en Santa Andreu estos últimos días, refiriéndose a un grupo de ancianos haciendo cola con bolsas de pañales, esperando al servicio de recogida que ha dicho no llegó a la hora.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.