El Ayuntamiento de Barcelona se ha gastado 100.000 euros en el pesebre de Sant Jaume de este año. El contrato ha sido licitado por el Institut de Cultura de Barcelona (Icub), organismo dependiente del consistorio barcelonés. 

PRESUPUESTO

Los números desglosados, a los que ha tenido acceso este medio, señalan que el presupuesto de licitación de la creación, montaje y desmontaje del pesebre ha sido de 80.295 euros sin IVA, mientras que con el impuesto (21%) el coste de este año ha alcanzado los 97.156,95 euros [ver aquí]. El contrato fue adjudicado a Paula Bosch Bartrina, la misma artista autora del belén. 

La duración del contrato, del subtipo esplai, cultura y deportivos, es de seis meses. Se desconoce si el precio final del pesebre ha sido superior a los 97.156,95 euros. Preguntados por la cuestión, desde el Ayuntamiento han declinado ofrecer información al respecto. 

Cajas amontonadas del pesebre de Barcelona / RP
Cajas amontonadas del pesebre de Barcelona de 2019 / RP

Es la primera vez que el equipo de Gobierno de Ada Colau destina menos dinero público en dicha materia desde que gobierna en Barcelona, ya que el año pasado, en su primer mandato, despilfarró 114.000 euros. Fueron múltiples las críticas que recibió el pesebre de 2018. Varias personas lo definieron como un “auténtico bodrio” y una “basura”, y también fue criticado por diversos partidos de la oposición. El belén elegido se limitaba a varias sillas que simulaban a los personajes tradicionales que aparecen en la escena navideña como el niño Jesús, la virgen María y San José.

Imagen del pesebre de Navidad que ha instalado el Ayuntamiento en la plaza Sant Jaume / C.R.
Imagen del pesebre de Navidad de 2018 que instaló el Ayuntamiento en la plaza Sant Jaume / C.R.

DERROCHE DE 148.000 EUROS

Hace dos años el coste todavía fue más escandaloso y la cifra alcanzó los 148.000 euros. Miembros del ejecutivo municipal denunciaron el derroche de dinero público que se gastó la alcaldesa en 2017 cuando decidió colocar 25 mástiles de madera con figuras características de la Navidad de color blanco en la parte superior.

En este sentido, el entonces presidente del grupo municipal, Alberto Fernández Díaz (PP), criticó que se trataba de un "pseudo-pesebre de diseño que la mayoría no entiende”.

Pesebre instalado en la plaza Sant Jaume y costeado por el Ayuntamiento / EP
Pesebre instalado en la plaza Sant Jaume en 2017 / EP

ALUD DE CRÍTICAS

El pesebre de este año se inaugurará el viernes 29 de noviembre, pero algunos ciudadanos curiosos ya se han acercado hasta plaza Sant Jaume para cotillear como es el belén del segundo mandato de Colau --con el PSC en el gobierno--. Las primeras críticas no han tardado en llegar a través de las redes sociales. La polémica en torno al belén de Sant Jaume empieza a formar parte de la tradición barcelonesa. 

El pesebre de este 2019 muestra un conjunto de cajas de diferentes formas y tamaños. En cada una se puede encontrar algún elemento característico de la Navidad: desde el Niño Jesús, San José y la Virgen María hasta el establo con el buey. En otras cajas, más pequeñas que las del nacimiento, aparecen objetos como uvas, estrellas, árboles de Navidad, guirnaldas y polvorones.

Instalación del pesebre en la plaza Sant Jaume de Barcelona
Instalación del pesebre de 2019 en la plaza Sant Jaume de Barcelona 

VISITA HASTA EL 6 DE ENERO

Con este nacimiento el consistorio de la capital catalana quiere invitar a “reencontrar”, no solo a los personajes del Belén de cada familia, sino también “sus escondites”. El nacimiento de este año se podrá visitar entre este viernes 29 de noviembre y el 6 de enero, de 10:00 horas a 22:00 horas.

En las redes sociales los usuarios ya han empezado a criticar el montaje, acusando de “blasfemo” al belén de plaza Sant Jaume. De momento, ninguno de los artistas que han diseñado los pesebres desde que Colau es alcaldesa han logrado evitar las críticas a sus obras artísticas. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.