Como cada año, con motivo de la Diada Nacional de Cataluña, el Ayuntamiento de Barcelona ha asistido a la ofrenda floral al monumento de Rafael Casanova en la ronda Sant Pere. Lo ha hecho con la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, al frente, y la mayoría de representantes de los grupos municipales.

Junto a Colau han asistido los líderes municipales del PSC, Jaume Collboni; ERC, Ernest Maragall; JxCat, Elsa Artadi; y PP, Josep Bou. Una ofrenda que se ha hecho justo después de que el Govern de la Generalitat y la Mesa del Parlament homenajeasen a Casanova en pleno, y antes de que Núria Marín, presidenta de la Diputació de Barcelona, también lo hiciera.

Ada Colau, en la ofrenda a Rafael Casanova / TV3
Ada Colau, en la ofrenda a Rafael Casanova / TV3

COLAU REIVINDICA LOS INDULTOS

Tras la ofrenda, Colau ha hecho una pequeña declaración a la prensa. Ha celebrado que esta sea la primera Diada, tras el 1-O, "con los líderes políticos y sociales del independentismo fuera de la cárcel". Algo que, según la alcaldesa, marca "un punto de inflexión" en la relación entre Cataluña y España, que "nos enfoca hacia el diálogo y la resolución del conflicto".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.