Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) cerrará el enlace del paseo de Gràcia que conecta la línea L3 con la L2 y la L4 y con la estación de Cercanías de RENFE. El precinto es para retirar amianto.

La clausura del pasillo, uno de los más largos de la red de metro, se prolongará durante cuatro días, entre el 13 y el 16 de marzo. El transbordo entre las líneas se tendrá que hacer por la calle. La previsión de TMB es que el enlace vuelva a estar operativo el martes 17 de noviembre. El coste de la mejora es de 10.000 euros.

44 METROS DE LONGITUD

Según ha informado la compañía de transporte, los trabajos comportaran la retirada de una decena de tubos de canalización con amianto, en total 44 metros de longitud. Las obras se llevarán a cabo con todas las medidas de control ambiental y prevención. Las tuberías serán sustituidas por otras de PVC. 

Hasta ahora, dentro del plan de desamiantado de las instalaciones de metro, TMB ha sacado 209,3 toneladas de fibrocemento y ha tratado otras 82,5 de las 400 que tiene localizadas en el suburbano. Hasta el momento, la mayor actuación se ha ejecutado en el taller de TMB de la Sagrera.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.