ARCHIVADO EN:

La concejal de Movilidad de Barcelona, Rosa Alarcón, ha anunciado que el Ayuntamiento estudia ampliar las licencias de motos y bicis compartidas a partir de verano, y también ha avanzado que negociará con el área metropolitana extender este servicio más allá de la capital catalana.

Lo ha dicho en una rueda de prensa telemática este martes junto al gerente de Movilidad e Infraestructuras, Manuel Valdés, en la que ha anunciado que el Ayuntamiento ya ha hecho la adjudicación definitiva de las licencias de motos y bicis de uso compartido.

12 EMPRESAS PASAN EL PROCESO

En el caso de las motos, de las 21 empresas admitidas inicialmente, dos han renunciado al procedimiento y siete más no han aportado la documentación, por lo que se han concedido un total de 4.176 licencias a las 12 empresas que han pasado el proceso, recibiendo cada una, de entrada, 348 licencias para tres años.

Las licencias para motos que han sobrado hasta llegar a las 6.958 previstas por el consistorio se han readjudicado de forma proporcional y con carácter temporal, por vía de urgencia, a las empresas que han pasado el proceso de selección y que estén interesadas, por lo que podrán llegar a operar con hasta 580 motos cada una.

Así, se pone punto y final a las presiones de algunos operadores como eCooltra, que quería un trozo más grande del pastel. En los últimos meses, esta compañía ha criticado que el reparto de las cerca de 7.000 licencias entre tantas empresas les haría recortar el servicio. Con la regularización del mercado, eCooltra pasará de operar con 2.300 motos en la capital catalana a hacerlo con un máximo de 580.

LICENCIAS DE BICICLETAS

En relación a las bicicletas, de las diez empresas que se presentaron inicialmente, solo siete han pasado el proceso de selección para el reparto de 3.031 licencias, que recibirán, en un principio, 472 cada una, a excepción de Yego Urban Movility, que recibirá 200.

Como en el caso de las motos, las licencias sobrantes hasta llegar a las 3.975 se adjudicarán de forma proporcional y con carácter temporal a las que estén interesadas, lo que les permitirá gestionar hasta un máximo de 630 bicicletas a cada una.

30 DÍAS PARA DESPLEGARSE

Alarcón ha detallado que los adjudicatarios tienen un período de 30 días para desplegar las flotas, un plazo que se amplía en 30 días adicionales para aquellas empresas que han acreditado que sus vehículos se encuentran en producción, y ha recordado que cada licencia va condicionada a una tasa de 71,51 euros anuales por vehículo.

En relación a la recuperación progresiva de la movilidad que vive la ciudad, la concejal ha advertido de que "no se puede cambiar la pandemia del coronavirus por la pandemia de la contaminación", y ha defendido las medidas del consistorio para dar más espacio a los peatones, bicicletas y transporte público en detrimento del vehículo privado.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.