ARCHIVADO EN:

El gobierno de Ada Colau tiene la intención de eliminar la casi totalidad de los aparcamientos gratuitos que todavía quedan en Barcelona. En la medida de gobierno, Una nova mobilitat sostenible en un nou espai públic, el Ayuntamiento plantea ampliar las plazas de estacionamiento regulado y, de forma progresiva, acabar con las zonas de la ciudad en las que todavía se puede dejar el coche sin pagar.

Actualmente, en Barcelona aún hay 55.905 plazas de aparcamiento no regulado, pero el objetivo municipal a "corto y medio plazo" es convertir estas plazas en espacios de estacionamiento de pago. Los cambios, indica el documento, se irán haciendo de forma progresiva, "priorizando aquellas zonas en las que la regulación más pueda beneficiar a los residentes".

Extracto del documento municipal sobre el aparcamiento regulado / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Extracto del documento municipal sobre el aparcamiento regulado / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

49.823 PLAZAS DE ESTACIONAMIENTO REGULADO

La capital catalana contaba, el 1 de enero de 2020, con 49.823 plazas de estacionamiento regulado en superficie, de las que 7.716 eran de área azul; 38.817, plazas de área verde preferentes para residentes (en las que también pueden aparcar los no residentes como si fueran de área azul), y 3.290 espacios exclusivos para vecinos

La intención del Ayuntamiento, una vez se ponga fin al estado de alarma y que se autoricen de nuevo las obras en el espacio de público, es retomar la ampliación de las zonas de estacionamiento regulado. Las primeras actuaciones se llevarán a cabo en los distritos de Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi, Horta-Guinardó, Nou Barris, Sant Andreu y Sant Martí.

A VOLVER A PAGAR EL 11 DE MAYO

Según avanzó Metrópoli Abierta, a partir de los datos municipales incluidos en la citada medida de gobierno, la intención de Colau es que las actuales áreas azul y verde de aparcamiento dejen de ser gratuitas con el fin del estado de alarma, tras un mes y medio de acceso libre. En el documento se dice que los barceloneses volverán a pagar el 11 de mayo.

Las nuevas tarifas estarán basadas en "la clasificación medioambiental del vehículo", tanto para el área azul como verde, con la excepción de los residentes en sus respectivas zonas. Los precios podrán llegar a los 4,25 euros por hora para los coches más contaminantes.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.