Los manteros quieren más complicidad de Ada Colau. Más cariño. Este viernes, los vendedores ambulantes han pedido salida laborales al Ayuntamiento después de los operativos policiales de este verano que han reducido su presencia en las calles de Barcelona.

En un comunicado, los manteros reclaman que se legalicen espacios para vender aunque tengan que "pagar tasas o impuestos por ahora". El colectivo, asimismo, asegura que tienen oficios y experiencia.

"Ninguno de nosotros quiere ser mantero, pero ante la situación de miseria que vivimos, preferimos vender en la manta. Al quitarnos nuestro espacio de trabajo, los políticos nos condenan a pedir limosna o a vender droga, pero no vamos a caer en su trampa. Somos pobres pero dignos", explican los manteros en su comunicado.

LA SEGURIDAD

Asimismo, recuerdan que les desalojaron con el pretexto de la seguridad: "Hasta el día de hoy no han bajado los supuestos índices de inseguridad, los manteros no tienen nada que ver con esos bulos".

"Sabemos que después de echarnos de estas calles, se las entregarán a los grandes comerciantes, a los restaurantes, a los que generen dinero del turismo. Cómo ya lo hicieron en otros espacios", lamentan.

MENSAJE A COLAU

Los manteros de Barcelona, según informa Europa Press, recalcan que los políticos quieren enfrentar al colectivo con los barceloneses: "Quieren una guerra entre pobres para poder ocultar los verdaderos problemas de la ciudad".

Finalmente, han pedido respeto y que se les deje de usar políticamente para ganar votos, y han instado a la alcaldesa, Ada Colau, a que se deroguen las normativas que permiten que se les "multe y persiga".

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.