ARCHIVADO EN:

El PDeCAT no votará a favor de los presupuestos de Ada Colau para el 2018. Como ya avanzó Metrópoli Abierta, el partido nacionalista plantea abstenerse, aunque la decisión no la tomará hasta la próxima semana. Pero no lo hará gratuitamente. El grupo que lidera Xavier Trias ha conseguido que la alcaldesa retire de las cuentas de este año la partida de unos 400.000 euros para la redacción del proyecto del tranvía. Fuentes de alcaldía reconocen el acuerdo, pero aseguran que este hecho "no es una renuncia a la unión del tranvía por la Diagonal".

La concejala del PDeCAT, Sònia Recasens, ha explicado que se ha emplazado al gobierno a tomar todas las decisiones sobre el tranvía en la comisión municipal creada para abordar la conexión por la Diagonal. Fuentes del gobierno afirman que será en febrero cuando se verá si Colau cuenta con el apoyo suficiente para unir el Trambaix y Trambesòs. Y si se consigue reunir una mayoría suciente se hará una modificación del crédito para disponer del presupuesto necesario para ejecutar el proyecto. Trias se opone a la conexión y apuesta por los buses eléctricos por la Diagonal.

En rueda de prensa, Trias ha dicho que "no confiamos mucho en este gobierno", pero ha reconocido que en estos últimos días las posiciones se han acercado. Por ahora, el PDeCAT ha logrado incorporar 16 alegaciones a las cuentas de Colau para este año. Otra de significativa, y que también tiene que ver con la movilidad de la ciudad, es tratar en comisión la puesta en marcha de la línea D-30, que Trias quiere que conecte la Zona Universitària con Diagonal Mar.

PLAN CONTRA EL 'TOP MANTA'

Trias también ha conseguido destinar una partida de 1,5 millones de euros para compensar a las familias afectadas por los nuevos precios de las guarderías y elaborar un plan de choque contra el top manta en la ciudad que incluya un censo real de los manteros, reforzar la presencia de la Guàrdia Urbana y aumentar la coordinación con otras policías, realizar una campaña para concienciar a la ciudadanía de no comprar productos de venta ambulante e incrementar los planes de ocupación y reinserción para los vendedores del top manta.

Cuando ya parecía que Colau se vería obligada a la moción de confianza para aprobar los presupuestos, ahora podría superar el trámite del próximo pleno si consigue que, además del PDeCAT, se abstengan ERC, PSC y el concejal no adscrito Gerard Ardanuy. Ciudadanos y PP ya han dicho que votarán en contra.

Alfred Bosch, líder de ERC en el consistorio, dice que todavía está más cerca del voto negativo que de la abstención, pero confía en seguir negociando. Los republicanos, como el PDeCAT, ha pedido una compensación para las familias afectadas por los precios de los guarderías.

Fuentes del PSC tampoco se cierran a abstenerse. Una de las peticiones que los socialistas han puesto sobre la mesa es la recuperación del proyecto de cobertura de la Ronda de Dalt. En diciembre, el presidente del grupo socialista, Jaume Collboni, dijo que no apoyarían los presupuestos de Colau por el aumento de las tarifas del transporte público.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.