ARCHIVADO EN:

Germà Gordò vuelve a la diana del caso 3%. Una nueva grabación pone de relieve su presunta implicación en la trama de corrupción de la antigua Convergència (CDC). El audio fue realizado por el empresario y proveedor de CDC Joan Manuel Parra durante una de sus conversaciones telefónicas con Germà Gordò. 

En ella se evidencia el amaño de pagos ilegales de empresarios para financiar a Convergència. En una información publicada este sábado por El Periódico de Catalunya, que ha tenido acceso al audio de la conversación, Gordó señala: "Cada vez que te presentes a alguna cosa [un concurso público], me vienes a ver y yo hablaré con el secretario general correspondiente, con el departamento correspondiente".

GORDÓ COMO ENLACE

Gordó respondió supuestamente así al empresario y proveedor de CDC Joan Manuel Parra, que le reclamó una deuda del partido de 750.000 euros por trabajos en la campaña de las elecciones catalanas de 2010. El audio desvelado por El Periódico está dentro de la investigación de la Audiencia Nacional por presunta corrupción de la antigua CDC, conocida como el caso 3%.

De esta manera, el que fuera uno de los hombres fuertes del Ejecutivo de Artur Mas se sitúa como uno de los enlaces entre el cobro de comisiones ilegales del partido y los empresarios implicados en el caso 3%.

Parra, que reclamaba una deuda por el montaje de la infraestructura de los mítines del partido en la campaña de las elecciones catalanas de 2010, se reunió el 17 de octubre de 2011 con Gordó, que era entonces secretario del Govern de Artur Mas -posteriormente fue nombrado conseller de Justicia-.

MENCIÓN A DAVID MADÍ 

En la conversación también aparece el nombre de David Madí, el que fuera mano derecha de Artur Mas y exsecretario de Comunicació del Govern. Según el audio, Parra comió con Madí y éste se comprometió a ayudarle a través de adjudicaciones de la Administración catalana.

"Un día nos reunimos tú, yo y David Madí. Y digo yo: 'no puedo pagar más que eso, si queréis más que eso, yo no puedo pagarlo'. Otra cosa es que eso se haga cuando lleguemos al Govern, al ayuntamiento... Bueno, un gobierno, que ayudemos a liquidarlo. Pero yo, desde el partido, no. El partido no pagará más que eso. ¿Quedamos así o no?", espeta Gordó al empresario cuando le reclama una y otra vez que le pague los servicios a CDC.

La cantidad que desembolsaría Convergència ascendía a más de 1,2 millones de euros. "¿Qué se ha gastado mucho más? Seguro, si yo no te digo que no", insiste el exdirigente convergente.

GORDÓ, MADÍ Y CARBÓ

El empresario Joan Manuel Parra, que grabó la conversación, reprocha textualmente a Gordó que le vendió muy bien la moto de que si llegaban al Govern "sería la hostia", en referencia al pago de sus trabajos en campaña. Parra también menciona que Gordó le había enviado al empresario audiovisual Oriol Carbó, que tenía una productora que trabajaba para TV3, para pagarle unos servicios realizados para el partido. Así, Gordó, Madí y Carbó son los nombres que figuran en esta nueva grabación como parte del entramado de cobros de Convergència.

En la misma conversación, Gordó alardea de su capacidad de influencia en el Institut Català de Finances cuando recomienda a Parra que pida un préstamo a esa entidad: "Es una institución cien por cien nuestra (…) Yo estoy en la junta, hombre, y tengo un cierto peso. El secretario de Govern, no es el presidente ni el consejero delegado, pero te aseguro que después, la persona que tiene más peso soy yo, más que la propia secretaria general de Economía".

GORDÓ NO LO RECUERDA

A la luz de estas grabaciones, el fiscal deberá decidir ahora si pide citar a declarar de nuevo o no a Gordó, que ya está imputado en el caso 3%.

Ante la publicación de esta información, el propio Germà Gordó ha señalado en su cuenta de Twitter que "tal y como comuniqué hace días al juzgado, ni recuerdo ninguna conversación en este sentido, ni consta en la agenda aportada para la investigación al juzgado, ni nunca he hecho nada ilegal".

Según la información publicada, su abogado Cristóbal Martell presentó hace unas semanas un escrito en que Gordó asegura que no recuerda haber formado parte de una reunión como la descrita por el empresario en su declaración y aportada en el audio, y "niega haber arbitrado un circuito a fin de que un tercero sufragara gastos por servicios de proveedores".