ARCHIVADO EN:

El Grupo Municipal de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona ha presentado un informe que sostiene que la aplicación del artículo 155 está provocando “un impacto social directo y real sobre la ciudadanía”, en palabras de su presidente, Alfred Bosch. En un tono muy catastrofista, Bosch ha asegurado que “están riesgo 500 millones de euros” que deberían revertir en la ciudad y en sus habitantes tanto a corto como a largo plazo. No obstante, el edil no ha aportado datos concretos de las afectaciones excepto “que hay personas que no han cobrado la renta garantizada de ciudadanía, del mes de octubre”, pero tampoco ha podido corroborar que esté afectado todo el colectivo.

El presidente de los republicanos ha denunciado que la aplicación del artículo 155 “está ralentizando” los pagos de la Generalitat de Catalunya al Ayuntamiento de Barcelona, tanto en lo que se refiere a transferencias directas, consorcios como proyectos impulsados desde la administración autonómica que afectan a la ciudad. “Nos llega información de que todo se está frenando o retrasando. No tenemos constancia de que las inversiones  previstas no se hayan hecho o no se vayan a hacer, pero están en riesgo”, ha reiterado el concejal.

Aunque Bosch ha insistido en que la situación “es muy grave” no ha aportado evidencias. “Las evidencias las tiene que aportar la intervencion del Estado” y ha llamado a la alcaldesa a “explicar qué está pasando” “Colau tiene que reaccionar ante el 155, tiene que ejercer el liderazgo moral y político que le corresponde como capital de Catalunya contra la aplicación del articulo”, ha exigido el dirigente republicano.

VARIOS INTERROGANTES

El presidente del grupo municipal de ERC ha lanzado varios “interrogantes” sobre las actuaciones previstas y que, según el informe presentado,afectarían a la sanidad, los servicios sociales y los grandes proyectos de ciudad como el tranvía de la Diagonal (que ahora “depende de Mariano Rajoy”, ha subrayado Bosch), las dos estaciones de la línea L10 del metro o el plan urbanístico de la cárcel Modelo, cuya cesión al municipio estaba prevista para finales del año y sobre la que no se tienen garantías porque “se ignora cuando acabará la aplicación del 155”, ha precisado el líder de ERC.

Bosch sostiene que debido a este periodo de incertidumbre están en peligro los 72 millones de euros de aportaciones directas de la Generalitat al ayuntamiento, los 12 millones de euros de la tasa turística y 10 millones de euros más procedentes de los Fondos Feder de la UE. A esta lista de 'posibles' impagos se deberían sumar los 40 millones de la linea L10 del metro y los 71,8 millones que el gobierno autonómico debe aportar al Consorci d'Educació.

Por otro lado, Bosch ha calificado de “indecente” que la Junta Electoral haya prohibido que las fuentes y edificios públicos luzcan de color amarillo durante la campaña electoral y ha tildado la decisión de “política”.