Cuando ni siquiera se cumplen dos semanas de su salida del gobierno que encabeza Ada Colau, el PSC ha empezado a cambiar el discurso y a marcar distancia de su obra de gobierno. Ahora, los socialistas ponen en cuestión el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT) que aprobaron en enero como miembros del gobierno de Colau y proponen "revisarlo, adaptarlo o flexibilizarlo", en palabras de la concejala Montserrat Ballarín. 

Este viernes, el grupo que encabeza Jaume Collboni presentará en el pleno municipal, el primero en la oposición después de un año y medio en el gobierno, una proposición en la que proponen crear una comisión de estudio que valore la situación económica de la ciudad y la aplicación del PEUAT, uno de los proyectos más queridos por la alcaldesa y que limita, entre otros aspectos, la construcción de hoteles y de pisos turísticos en muchos barrios de la ciudad. En los últimos meses han sido diversos los sectores que se han quejado de la bajada del consumo y de visitantes por la inestabilidad política.

DIFERENTES CIRCUNSTANCIAS

Ballarín propone que la comisión analice, junto el sector económico y el resto de fuerzas políticas, "si hay que revisar el PEUAT, adaptarlo o flexibilizarlo. Las circunstancias han cambiado desde hace meses y no se entendería que como Ayuntamiento no cambiemos nuestros planes y demos una respuesta", explica la concejala socialista. Uno de los problemas que puede provocar el PEUAT es la creación de una burbuja que fomente la competencia hotelera. La Autoridad Catalana de la Competencia considera la norma demasiado restrictiva y puede hacer aumentar los precios de las habitaciones.

Fuentes socialistas avanzaron que la proposición perfectamente podría aprobarse (necesita contar con el voto favorable de 21 de los 41 los concejales del pleno). A última hora de este jueves, el PSC continuaba negociando con el resto de grupos políticos. 

Además de emitir un dictamen sobre el PEUAT, la proposición de Collboni también quiere que la citada comisión impulse un plan de apoyo al comercio y a la restauración de Barcelona e incentivos fiscales para los autónomos y los emprendedores. Según Ballarín, con la propuesta de crear la citada comisión no se buscan culpables. "El único objetivo es poner Barcelona por encima de todo y dar una respuesta coordinada de apoyo a todo el sector económico".

Los socialistas pedirán también al pleno que congele las tarifas del transporte público para el 2018 y preguntarán a Colau por los acuerdos con la oposición para aprobar los presupuestos del 2018.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.