ARCHIVADO EN:

La regidora de Ciutadans en el Ayuntamiento, Carina Mejías, ha afeado este lunes la ausencia de la alcaldesa, Ada Colau, y del primer teniente de alcalde Gerardo Pisarello este verano en Barcelona. Según Mejías, la ausencia de Colau y Pisarello demuestra "un desinterés abierto" del gobierno municipal por los poblemas de la ciudad.

Mejías ha criticado que no se ha visto a Colau en el momento de mayor conflictividad en la ciudad, con la llegada de turistas, y el incremento de problemas de convivencia en Barcelona. La edil naranja ha lamentado la falta de mensajes tranquilizadores por parte de Colau a la ciudadanía y ha considerado que la alcaldesa "ha tirado la toalla y da por por perdido el gobierno de la ciudad".

RECUPERAR LA REPUTACIÓN

Preguntada por la llegada del exprimer ministro francés, Manuel Valls, a Barcelona para encabezar una plataforma ligada a Ciutadans a la alcaldía de Barcelona, Mejías ha dicho que "pronto habrá noticias". En opinión de la actual jefe de filas de Ciutadans, la capital catalana no puede esperar más para tener un proyecto de cambio que devuelva a la ciudad "la reputación y el carácter cosmopolita".

Metrópoli Abierta ya avanzó a finales de junio que, salvo algún problema de última hora, la candidatura de Valls ya estaba cerrada y el exprimer ministro galo, nacido en Barcelona, se medirá a Colau y al resto de candidatos para hacerse con la vara de mando municipal en las elecciones de mayo de 2019.

MÁS POLICÍA

Mejías ha reclamado a Colau que ponga más agentes de la Guàrdia Urbana en las calles de Barcelona para garantizar la seguridad, especialmente en el distrito de Ciutat Vella. Ciutadans tiene intención de presentar una iniciativa para conocer el balance del plan de choque que se ha puesto en marcha este verano para combatir la plaga de narcopisos. 

A una semana de la Diada, Mejías ha exigido a Colau que deje de avivar el conflicto por la presencia de lazos amarillos en el espacio público y le ha pedido que se mantenga "por encima del conflicto para conciliar a las partes".

Según Ciutadans, Colau se ha posicionado al lado de los independentistas. Mejías ha instado a la líder de Barcelona en Comú a limpiar el espacio público de lazos amarillos para mantener la neutralidad. "Marcar el espacio público con símbolos que excluyen a la mitad de los barceloneses no es democrático ni representa la pluralidad de la ciudad".