ARCHIVADO EN:

El líder de ERC en Barcelona, Ernest Maragall, y la portavoz del grupo municipal, Elisenda Alamany, han colgado una pancarta en la fachada del Ayuntamiento de Barcelona en la que se puede leer el lema Llibertat presos polítics.

Los dos concejales se han asomado a una de las ventanas de la fachada del consistorio que da a la plaza Sant Jaume, donde hay centenares de personas concentradas, y han ondeado la pancarta, que han dejado colgada y que nadie ha retirado.

El gesto de los republicanos ha sido recibido con aplausos por los centenares de manifestantes independentistas que se congregaban en la plaza. "Barcelona, como capital del país, no puede dar la espalda a una ciudadanía movilizada contra una sentencia injusta", ha dicho el grupo municipal en un apunte en Twitter.