El incremento de las tasas de las terrazas en Barcelona ha indignado al sector económico. El malestar del Gremi de Restauració es compartido por el comercio local. Barcelona Comerç y Barcelona Oberta han expresado sus discrepancias con una medida que pone contra las cuerdas a muchos bares y restaurantes. La Cambra de Comerç también ha cuestionado la postura del Ayuntamiento.

“Barcelona Comerç y Barcelona Oberta queremos hacer público nuestro total desacuerdo con esta decisión que irremediablemente tendrá efectos negativos sobre los ejes comerciales de la ciudad”, recalcan las dos entidades a través de un comunicado.

FUTURO CRÍTICO

En la nota de prensa, Barcelona Comerç y Barcelona Oberta destacan: “El incremento de la tasa se acabará traduciendo, irremediablemente, en un encarecimiento de los precios. Muchos bares y restaurantes dejarán de ser viables y los ejes comerciales perderán atractivo, diversidad de oferta y dinamismo”.

Las dos entidades barcelonesas, muy críticas, añaden: “Nos preocupa que el gobierno municipal contribuya a hacer de Barcelona una ciudad menos competitiva y más cara para vivir. La tasa de las terrazas de Barcelona cuadruplica la tasa de ciudades como Madrid, igualmente atractivas en términos de inversión y de turismo”.

PLAZA REIAL Y BOQUERIA

En otro punto del comunicado, Barcelona Comerç y Barcelona Oberta se denuncia que el incremento “afectará por igual a los ejes comerciales turísticos y a los ejes de proximidad”. Y lamenta que el incremento alcance el “800% en espacios como la plaza Reial y la Boqueria”. Gabriel Jené, presidente de Barcelona Oberta, siempre ha pedido más flexibilidad horaria para los comercios y criticó la permisividad de la alcaldesa Colau con el top manta. En una entrevista con este medio, aseguró que "Barcelona estaba peor que en 2015", año en el que los comunes alcanzaron, por promera vez, la alcaldía.

La Cámara de Comercio de Barcelona también ha hecho un llamamiento a los comunes y el PSC para alcanzar un acuerdo con el sector de la restauración. A través de una nota, la Cambra de remarcado que “la propuesta del ejecutivo comporta incrementos que superan en muchos casos el 400%”.

INVITACIÓN A DIALOGAR

“Recogiendo la preocupación extrema de los restauradores, desde la Cambra alertamos de que un incremento desmesurado de la tasa de terrazas limitará la competitividad de los establecimientos de restauración y entorpecerá el dinamismo empresarial. A corto plazo obligará a muchos empresarios y empresarias del sector a renunciar a la terraza y a no poder dar este servicio a los consumidores”, desliza la Cambra en su comunicado.

En el último apartado, la entidad insta al gobierno y a todos los grupos de la oposición “a dialogar con el sector de la restauración y a consensuar una actualización”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.