ARCHIVADO EN:

Ada Colau muestra sus discrepancias sobre una de las medidas del decreto del estado de alarma aplicadas a rajatabla. La alcaldesa de Barcelona ha sostenido este martes que es "urgente" que "se pueda plantear" que los niños y niñas "puedan salir de su casa, aunque sea unos minutos".

En rueda de prensa telemática, Colau ha defendido que debería poder permitirse, "con toda la precaución", que los niños salgan a la calle manteniendo el distanciamiento de forma que puedan dar una vuelta cerca de casa para "tomar el aire".

La alcaldesa ha alabado "la responsabilidad" mostrada hasta ahora por los padres y madres y los menores y se ha mostrado "convencida" de que se seguirían las normas a rajatabla. 

POLÉMICAS "INNECESARIAS"

La líder de los comunes también se ha referido a los rifirrafes políticos de los últimos días. Tras ser preguntada por las palabras del conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, sobre la polémica cifra de las mascarillas --1,714 millones de unidades--, la primera edil ha apelado a la unión y cooperación entre administraciones, y ha instado a "no contribuir a alargar polémicas innecesarias".

"Cada uno es responsable de sus palabras. Todas las administraciones tenemos muchos trabajo y no debemos contribuir a alargas polémicas innecesarias", ha concluido. Pese a estas palabras, la alcaldesa fue una de las políticas en afear a Buch sus declaraciones a través de Twitter. Se refirió al conseller de Interior como un "fanático" y pidió una rectificación del Govern de la Generalitat.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.