El gobierno municipal no considera que sea necesario un permiso retribuido a las mujeres trabajadoras del Ayuntamiento para los días en los que padezcan dolor menstrual. Así lo ha explicado este miércoles Montserrat Ballarín, concejal de Comercio, Mercados, Consumo, Régimen Interno y Hacienda, porque la alcaldía considera que las empleadas ya tienen horas de asuntos propios a su disposición.

La regidora del PSC ha sentenciado que los trabajadores municipales "tienen 30 horas trimestrales para asuntos propios, que no se tienen que justificar y se pueden recuperar en los meses siguientes". Por lo que las mujeres no necesitan un permiso específico para el dolor menstrual, porque pueden acogerse a esta medida que ya existe.

PROPUESTA PLANTEADA POR ERC

Este martes, el grupo de ERC en el Ayuntamiento propuso implantar un permiso retribuido por dolor menstrual para todas las trabajadoras del consistorio barcelonés. Una medida adoptada ya en Girona.

"Barcelona ha sido pionera en la garantía y protección de derechos, y con este ruego tiene la ocasión de ponerse al frente de los cambios y garantías laborales del siglo XXI", defendió Elisenda Alamany.

Tras la negativa del gobierno Colau, la concejal republicana ha lamentado que el Ayuntamiento desapruebe la medida y ha señalado que "el 20% de las mujeres se ven afectadas por fuertes dolores o sangrado abundante durante la menstruación", por lo que su partido continuará planteando esta propuesta hasta alcanzar un acuerdo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.