ARCHIVADO EN:

Ada Colau ha encontrado en el CAP del Raval Nord el mejor antídoto para frenar su mala gestión en un barrio degradado por la proliferación de narcopisos y el aumento de la delincuencia. Tras activar un conflicto entre los sectores culturales y sanitarios de la ciudad, la alcaldesa de Barcelona ha logrado desviar la atención de muchos vecinos en un conflicto que ha salpicado a Ernest Maragall.

El candidato de ERC en las elecciones municipales del 26 de mayo, varios integrantes de la plataforma CAP Raval Nord se han encarado con Maragall. El político ha intentado conversar con los representantes y ha prometido que buscará soluciones para encallar un conflicto que evidencia algunos déficits del barrio. Sin embargo, Maragall ha escuchado muchos más reproches que comentarios en un tono dialogante.

LA RESPUESTA DE MARAGALL

Hace una semana, Colau ya censuró a Maragall que no diera luz verde al traslado del CAP Raval Nord a la capilla de la Misericòrdia, edificio cedido en 2013 al Macba para su ampliación. Molesto por las presiones de la alcaldesa, el candidato de ERC envió un mensaje a la primera edil. “Basta ya de juego sucio”.

El futuro del CAP Raval Nord es incierto. También el de la capilla de la Misericòrdia. El viernes, en el pleno municipal, todos l os partidos de la oposición, con la única excepción de los antisistemas de la CUP, avalaron la propuesta de la Diputación de Barcelona y de la Generalitat de Catalunya de construir el nuevo centro médico en un terreno propiedad del Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB). Este nuevo local está situado junto en la plaza de los Àngels, junto al Macba.

LA ABSTENCIÓN DE BARCELONA EN COMÚ

Barcelona en Comú, la formación de Colau, se abstuvo en el pleno. Anteriormente, la propuesta de los comuns de revocar la cesión al Macba ya fue tumbada por la oposición en comisión municipal.

Gala Pin intenta arreglar el desaguisado de la ampliación del Macba / EP
Gala Pin, regidora de Ciutat Vella

En 2017, además, Gala Pin, regidora en Ciutat Vella, dio el visto bueno a la ampliación del Macba e la capilla de la Misericòrdia. “La cesión era fundamental para el crecimiento de una de las instituciones culturales más importantes del país”, sostiene la Fundació Macba, que desde el primer momento ha esquivado cualquier enfrentamiento con los sectores médicos de la ciudad.

EL RAVAL, UN BARRIO DEGRADADO

El CAP del Raval Nord está muy deteriorado y no está adaptado para personas con problemas de movilidad. Fuentes del sector abogan por la búsqueda de un nuevo espacio para atender las necesidades del barrio.

Con su posicionamiento en contra del Macba, Colau ha desviado la atención sobre el malestar de los vecinos del Raval por el aumento de la inseguridad en el barrio. Muchos vecinos habían denunciado la gestión de Gala Pin con los narcopisos y pedían más refuerzos policiales para frenar la degradación de sus calles. En Barcelona, recordemos, se cometen más de 500 delitos al día.

La politización del conflicto ha sido muy criticada por Ciutadans, ERC, PDeCAT, PSC y PP. “Es una cortina de humo para tapar sus fracasos”, sostienen varios representantes de la oposición.