ARCHIVADO EN:

El Gobierno catalán formará a los miembros de la Guardia Urbana y del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS) en los próximos dos años. Los agentes de la policía local harán clases de mejora y perfeccionamiento profesional. A los empleados del SPEIS, se les impartirán módulos profesionales que contempla el Ciclo Formativo de Grado Medio en Emergencias y Protección Civil.

A pesar de que el servicio es prestado por una administración a otra, no saldrá gratis para el erario público municipal: el consistorio de Ada Colau pagará al Institut de la Seguretat Pública de Catalunya (ISPC) un total de 1.874.278,67 euros, según el contrato que firmaron el pasado jueves 28 de mayo. La duración de la formación será de dos años, aunque podrá ser prorrogada otros dos años, por lo que el gasto total alcanzaría 4.282.577,60 euros.

FORMACIÓN DE PERSONAL

Un informe del Ayuntamiento de Barcelona detalla que la finalidad es “cubrir las necesidades formativas específicas tanto en lo referente a los cursos selectivos de acceso y promoción de los miembros del SPEIS y para las acciones formativas de perfeccionamiento y mejora profesional continuada de los miembros de la Guardia Urbana”.

El objeto del contrato es, según se recoge en las cláusulas del mismo, la formación de personal “en materia de seguridad, emergencias y protección civil”. En el cometido de este programa está previsto realizar cursos selectivos de acceso a la categoría de bombero, así como cursillos de promoción interna en el SPEIS.

DAR MALAS NOTICIAS

El programa de formación consta de tres categorías: la de dificultad normal tendrá 9.470 horas; la de dificultad alta, 68.544 horas; y la de dificultad especial, 11.624 horas. En los cursos, los agentes aprenderán a buscar drogas con la ayuda de perros, técnicas de control y arresto, bastón policial extensible, policía administrativa, procedimientos dentro del área de investigación, transporte de viajeros, control preventivo de alcoholemia y drogas, etc. 

Los instructores también enseñarán a comunicar malas noticias, comunicación en la atención policial a la ciudadanía o curso de gestión del estrés para mandos policiales, según especifica el pliego de cláusulas técnicas particulares elaborado por el jefe del Departamento de Recursos Humanos de la Gerencia de Seguridad y Prevención, Alfred Medina.

DIFICULTAD ALTA

Los cursos con grado de dificultad alta se corresponden, según el mismo documento, con “el curso avanzado de incendios forestales dentro de la formación permanente de bomberos, la formación básica y de promoción del SPEIS o cursos de formación continua de bomberos, entre otros”. Por último, los cursos con dificultad especial se corresponden con la formación en emergencias y grandes catástrofes. Esta estimación puede varias en función de las necesidades puntuales que se puedan producir en el futuro inmediato.

El total de horas lectivas, pues, es de 89.638, por cada periodo de formación, lo que representa un gasto total de 744.588 euros en 2020, de 847.268 euros en 2021 y de 282.422,67 euros en 2022. Si ese ejercicio se prorroga el contrato -como se da por hecho-, se deberá disponer de otra partida de más de 564.000 euros sólo para ese año, que luego se complementarán con 847.000 euros en 2023 y con 282.000 euros más en 2024.

A esas cantidades, se ha de añadir eventuales “modificaciones con incrementación de coste”, que totalizan más de 713.000 euros en los cuatro años (sólo en el presente ejercicio puede haber un desfase de 149.000 euros, puesto que se establece que se puede modificar al alza el precio hasta un 20% del precio inicial del contrato).

SIN LICITACIÓN

En su informe de justificación de idoneidad, el Ayuntamiento de Barcelona señala que “en este procedimiento no hay licitación. El ISPC es el único adjudicatario posible para hacer los cursos de promoción profesional. No adjudicar el contrato a esta entidad dejaría sin cobertura la promoción profesional de estos Cuerpos en el Ayuntamiento de Barcelona”.

Señala también que el Institut “es el único centro de formación e investigación para la adquisición de calificaciones y competencias profesionales en el ámbito de la seguridad, la selección la formación y el desarrollo profesional para los diferentes cuerpos que integran el sistema de seguridad de Cataluña”. La contratación, por tanto, es de cajón.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.