Los amigos de quienes gobiernan en el Ayuntamiento de Barcelona están de suerte. Las plataformas cercanas a los comunes se han visto favorecidas en los últimos años por subvenciones municipales que suman cientos de miles de euros. Sin embargo, lo más llamativo no es la subvención más abultada de todas, sino la serie de pequeñas ayudas de las que es destinatario un  centro de referencia: la asociación Iridia. Según denuncia el presidente del Grupo Municipal del PP en el consistorio barcelonés, Alberto Fernández Díaz, Iridia se ha embolsado, al menos, 54.000 euros en ayudas desde que Ada Colau es alcaldesa de Barcelona. Se da la circunstancia de que Iridia es una de las plataformas que han firmado el polémico informe sobre el 1 de octubre -que arremete contra la Policía Nacional y la Guardia Civil- y  la que está vinculada Anaïs Franquesa, exsocia del teniente de alcalde Jaume Asens (BeC).

Iridia es también la asociación que ejerce la acusación popular en el caso de Roger Español, el joven que recibió un pelotazo en un ojo el pasado 1-O tras una trifulca en la que la policía disparó pelotas de goma. La evidente vinculación de Iridia con diversas iniciativas del ayuntamiento barcelonés comienza a despertar críticas incluso entre colegas del propio Asens, que atisban un trato de favor hacia determinados colectivos.

No obstante, el dato más contundente que denuncia Fernández Díaz es que Iridia es también la plataforma a la que pertenece Mariana Huidobro, la madre del chileno Rodrigo Lanza, condenado por dejar parapléjico al guardia urbano Juan José Salas en Barcelona en el año 2006 y detenido hace unos días por asesinar al motero zaragozano Víctor Laínez, agredido presuntamente por llevar unos tirantes con los colores de la bandera de España.

COLAU RESPALDÓ A RODRIGO LANZA

“Ada Colau no sólo respaldó políticamente al antisistema agresor Rodrigo Lanza, también lo hizo económicamente concediendo tres subvenciones que suman un total de 54.500 euros a la entidad Iridia, de la que forma parte la madre del antisistema agresor y que da apoyo a radicales”, señala el dirigente del PP en un comunicado.

En la nota, Alberto Fernández acusa al teniente de alcalde Asens de otorgar las ayudas a Iridia, a pesar de que él mismo había participado en la defensa de Lanza. El dinero que se embolsó Iridia de las arcas municipales fue de 34.500 euros en 2016 (4.500 euros de una subvención ordinaria y 30.000 de una extraordinaria) y otros 20.000 euros de subvención ordinaria en 2017.

En declaraciones a Metrópoli Abierta, Alberto Fernández Díaz ha reclamadp a Colau y a Asens “que sean transparentes y den explicaciones sobre los motivos y criterios seguidos con estas subvenciones y que expliquen si se han adjudicado a dedo”. La subvención más pequeña fue otorgada para un “programa de atención a víctimas de vulneraciones de los derechos humanos en prisión”. Los 30.000 euros siguientes fueron concedidos para el desarrollo de un proyecto sobre “Derechos civiles y libertades en el espacio público”. La ayuda de 2017 fue para el proyecto “Servicio de atención y denuncia de situaciones de violencia institucional”.

EXPLICACIONES POR CIUTAT MORTA

Fernández Díaz reclama también explicaciones a la alcaldesa sobre el apoyo municipal al documental Ciutat Morta, protagonizado por Rodrigo Lanza, al mismo tiempo que le pedirá que se retire el premio Ciutat de Barcelona a dicho documental. El dirigente popular no sólo acusa a Colau de apoyar la película, sino que también la acusa de financiarla y de “conceder subvenciones a entidades vinculadas a los grupos que avalaban las tesis del documental y que se pronuncian en términos inaceptables sobre lo ocurrido”.

El dirigente del PP ha presentado alegaciones al presupuesto para 2018 en las que propone eliminar “subvenciones ideológicas a entidades afines a los comunes de Ada Colau” y encuadra las ayudas a Iridia en esta denominación. En el pleno del próximo día 22, Alberto Fernández Díaz pedirá que Colau dé la cara y pida disculpas públicamente.

También la líder de Ciutadans en el consistorio, Carina Mejías, ha pedido este martes a la alcaldesa que retire el premio al documental porque es una “manipulación” de la realidad. La dirigente de C’s ha criticado que la alcaldesa “ha guardado un silencio bastante explícito, teniendo en cuenta que financió el documental” y la insta a manifestarse públicamente sobre el tema. Asimismo, Mejías reclama al equipo de gobierno que haga un acto oficial de desagravio para con la Guardia Urbana.

OTRAS SUBVENCIONES CUANTIOSAS

Pero no es sólo Iridia quien se ha visto beneficiada de LAS ayudas oficiales del consistorio barcelonés. Lafede.cat, otra de las plataformas que firmó el polémico informe sobre la actuación policial del 1-O (en el que se recogen rumores sin confirmar y que se dan como ciertos), se vio agraciada con 500.000 euros en los años 2016 y 2017 para proyectos de “cooperación internacional”, provenientes de los fondos del Área Metropolitana de Barcelona (AMB). Cada uno de estos años, Ladefe.cat recibió 250.000 euros, según consta en el acta del consejo metropolitano del 26 de junio de 2016. Lafede (que en realidad es una plataforma a la que se adhieren luego otras entidades) ya había recibido un subvención de 176.300 euros para un “proyecto de justicia global” en el primer trimestre de 2015, cuando todavía regía la ciudad el convergente Xavier Trias. Otra de las organizaciones firmantes del estudio sobre el 1-O, el Grup de Periodistes Ramon Barnils, fue más parco a la hora de recibir en ayudas. En 2017, percibió 1.300 euros como ayuda para el premio Benestar Social de la Comunicació. Sin embargo, para el anuario Media.cat dels silencis mediàtics percibió hace unos meses una ayuda de 15.800 euros, también sacados directamente de las arcas municipales.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.