El gobierno de Ada Colau deniega días de fiestas a los agentes de la Guàrdia Urbana que les corresponden por convenio. Según la sección sindical de CCOO, el Ayuntamiento ha denegado 579 peticiones para disfrutar de dos días de fiesta en festivo o fin de semana durante este año. Según CCOO, el motivo es una falta de previsión de personal por parte de la Prefectura de la policía local barcelonesa.

Según el sindicato, el consistorio está incumpliendo el convenio colectivo, concretamente una parte del artículo 5 del anexo 1 que dice que los días de fiesta de libre disposición de 2018 y 2019 se podrán hacer en "festivo o fin de semana siempre que se solicite con antelación, antes del día 15 del mes anterior".

El único requisito que se estableció para limitar o denegar la fiesta era que no se hubiera pedido con la suficiente antelación y la Administración no se hubiera podido organizar, afirma CCOO. El sindicato denuncia "falta de voluntad" por parte de la Prefectura para buscar una solución y "el despotismo" de la Administración al no respetar los acuerdos firmados y vigentes.

Esta misma semana, CCOO ha critivado el lamentable estado de la perrera de la Guàrdia Urbana. El sindicato ha presentado una denuncia ante Inspección de Trabajo porque las instalaciones suponen un riesgo para la salud de las personas y la atención de los animales es deficiente. CCOO también se ha quejado de que los habitáculos para el transporte de estos animales presentan anomalías y provocan estrés a los perros. La respuesta de la Administración es que no hay presupuesto para resolver el problema.