ARCHIVADO EN:

Ada Colau ha visitado este viernes a los presos independentistas encarcelados en Lledoners con la intención de informarles de que el gobierno que encabeza llevará al pleno municipal de enero una declaración contra el juicio del 1-O, que empezará a principios de febrero en el Tribunal Supremo de Madrid, aunque todavía no hay una fecha concreta.

La alcaldesa, que ha visitado a los políticos y líderes separatistas acompañada del teniente de alcaldía Jaume Asens, ha subrayado a la salida que a las puertas del juicio le parece importante impulsar un psicionamiento de rechazo y de condena de un proceso que no tiene garantías.

El gobierno municipal prepara una declaración institucional "solemne" que recibirá, con total seguridad, el apoyo del PDeCAT, ERC y CUP y saldrá avalada por el pleno municipal. "Tanto los que son independentistas, como los que no lo somos, rechazamos esta situación de represión", ha subrayado Colau, que ha agregado que las acusaciones contra los líderes independentistas son infundadas y desproporciondas.

VULNERACIÓN DE DERECHOS

Colau se ha entrevistado con los siete presos encarcelados en Lledoners -entre ellos el exconcejal y exconseller Joaquim Forn- y ha anunciado que la próxima semana visitara a Carme Forcadell y a Dolors Bassa. "Me ha parecido importante visitarles antes del traslado a Madrid para darles nuestro apoyo en lo que creemos que es una vulneración gravísima de los derechos fundamentales".

"Llevan mucho tiempo en prisión preventiva y creemos que es importante recoger el sentimiento mayoritario tanto en Barcelona como en Catalunyaa para expresar nuestro rechazo a una situación injusta", ha añadido Colau, en declaraciones recogidas por la agencia Efe.

TRASLADOS ANÓMALOS

Asens ha criticado que el traslado de los presos se hará antes de la última semana de enero. El teniente de alcaldía ve como una anomalía que sean trasladados tan pronto cuando el juicio no tiene una fecha señalada. "No tiene sentido que se ordene trasladarlos con tanto tiempo de anticipación, cuando todavía no se ha acabado el trámite de escritos de defensa y cuando no hay fecha señalada", ha añadido.

El regidor ha criticado también que el traslado se haga en furgoneta. "Lo normal es que los presos fueran conducidos en AVE y no en furgonetas en las condiciones en que lo hacen. Precisamente Forn nos ha explicado que él siempre se marea mucho en estos traslados y que una vez incluso estuvo a punto de vomitar", ha especificado Asens. "Este tipo de traslados tan largos es una crueldad innecesaria y seguramente es más cara por el despliegue de recursos que requiere un traslado de estas formas", ha concluido el concejal.