El gobierno municipal que lidera Ada Colau subvencionó el año pasado a la productora del documental Ciutat morta, Metromuster, con 10.800 euros. La asignación figura en una documentación municipal a la que ha tenido acceso Metrópoli Abierta relativa a la "convocatoria para actividades y proyectos de promoción y refuerzo de la economía social y solidaria de la ciudad de Barcelona en 2019". Otra de las entidades que también recibió una subvención fue Enginyers Sense Fronteres, en la que trabajó el ahora concejal Eloi Badia, en este caso de 7.500 euros.

En la convocatoria pública, el Ayuntamiento valoró 33 peticiones de ayudas, de las que 21 fueron denegadas y 12 fueron subvencionadas. En el caso de Metromuster, el dinero es para el proyecto L'ètica i l'estètica: cap a un encaix entre Irídia i Metromuster. La productora, con una puntuación de un 7,71 es la que recibe la paga más elevada de todas las que figuran en la documentación.

Fuentes municipales explican que Metromuster se presentó a un proyecto de modalidad de intercooperación en el que se podía obtener 18.000 euros. El proyecto aprobó con un 7,71 (se necesitaba un 6 sobre 10), y con la citada puntuación logró un 60% del presupuesto solicitado en la propuesta presentada.

MÁS DE UN MILLÓN PARA ENGINYERS SENSE FRONTERES

Por su parte, Enginyers sense Fronteres, con un 7,06, dedicará los 7.500 euros a L'Observatori per la democratització de l'aigua a Barcelona i a l'AMB, una de las obsesiones de Colau y Badia. Enginyers Sense Fronteres fue regada con más de un millón de euros del Ayuntamiento entre 2015 y 2018. Curiosamente, en el mismo listado vuelve a aparecer la citada ONG y se le deniega la subvención por no lograr la puntuación mínima exigida por un concepto parecido, en este caso para crear alianzas para democratizar el agua en Barcelona y el AMB.

Según el Ayuntamiento, la oenegé se presentó a dos modalidades. A la de Comunicación e Investigación, obtuvo la subvención, y a la de Intercooperación, no. En la primera logró un 7,06 en aplicación de los criterios generales y específicos que determinaba la convocatoria del programa de subvenciones.

La resolución de la convocatoria de las subvenciones municipalesLa resolución de la convocatoria de las subvenciones municipales

DESDE LA PRIMERA TINENCIA DE ALCALDÍA

La resolución municipal señala que "por las facultades delegadas por el acuerdo de la comisión de gobierno del 21 de marzo de 2019, y visto el informe con la propuesta de resolución de la directora de Economía Cooperativa, Social y Solidària y Consumo, la primera tenencia de alcaldía del Ayuntamiento de Barcelona ha resuelto, en fecha 8 de noviembre de 2019", otorgar las citadas subvenciones con "carácter definitivo".   

De la información de que dispone este medio, y que han confirmado fuentes municipales, las subvenciones se empezaron a tramitar el pasado mantado, dos meses antes de las elecciones del 26 de mayo, y se resolvieron de forma definitiva el pasado noviembre con el nuevo gobierno de la ciudad ya constituido entre Barcelona en Comú y PSC, "La aprobación de la convocatoria fue el 21 de marzo en comisión de gobierno y la fecha de la resolución definitiva es el 8 de noviembre de 2019", apuntan las fuentes consultadas.

Se da la circunstancia de que el actual primer teniente de alcaldía es el socialista Jaume Collboni. El PSC mandaba también en Barcelona en febrero de 2006 cuando ocurrieron los hechos de Ciutat morta. El documental, apunta, entre otros, al alcalde Joan Clos y al PSC en el que fue "uno de los peores casos de corrupción policial de los últimos años en Barcelona", según Metromuster. Uno de los carteles promocionales era la cara del alcalde con los ojos tapados por el título de la película.

Ciutat morta es un documental que retrata un complot policial, judicial y político contra cinco jóvenes a los que se acusó de dejar tetrapléjico a un guardia urbano por el impacto de una piedra en la cabeza. Los hechos tuvieron lugar el 4 de febrero de 2006 -cuando el alcalde de Barcelona era Clos y el concejal de Seguridad Jordi Hereu- en una casa okupada de Ciutat Vella, cerca del Palau de la Música, donde se estaba celebrando una fiesta con cientos de personas. En 2008, tres jueces de la Audiencia Nacional condenaron a los acusados con penas de cárcel.

UN AGENTE TETRAPLÉJICO

A grandes rasgos, cuatro agentes de la Guardia Urbana intentaron acceder al edificio para que los ocupantes dejaran de hacer ruido. A la hora en la que los policías intentaban entrar en la casa, llegó un grupo jóvenes que acabó enfrentándose con la Guardia Urbana con palos y piedras, según la sentencia judicial. El agente Juan José Salas, de 39 años, recibió un impacto en la cabeza que le dejó tetrapléjico.

El documental ofrece una versión distinta. Apunta que el impacto que recibió Salas fue una maceta que cayó de la azotea -lo dijo el alcalde Clos en una radio-, y que tres de los detenidos estaban en la calle cuando se precipitó el objeto y otros dos no tenían nada que ver con esa fiesta y fueron detenidos junto al Hospital del Mar.

Algunas de las ayudas otorgadas, entre ellas la de MetromusterAlgunas de las ayudas otorgadas, entre ellas la de Metromuster

AGENTES CONDENADOS

El caso es sumamente complejo y duro. Una de las personas detenidas, Patricia Heras, se suicidó en 2011 durante un permiso carcelario. Otro de los arrestados, Rodrígo Lanza, pasó cinco años en prisión, y en noviembre del año pasado fue condenado a otros cinco años de cárcel por haber matado a otro hombre, Víctor Laínez, que vestía con unos tirantes con la bandera española. La agresión mortal fue en un bar de Zaragoza . 

En 2011, dos agentes de la Guardia Urbana fueron condenados por torturar al hijo de un diplomático de Trinidad y Tobago. En el juicio quedó probado que mintieron y manipularon pruebas. Uno de esos policías era uno de los participantes en el caso 4F y el otro declaró en el juicio. En Ciutat morta se dice que estos agentes también torturaron a detenidos del 4F

Uno de los testigos que aparece en el documental y que defendió la teoría de la conspiración fue Jaume Asens, teniente de alcaldía de Colau el mandato pasado. Asens dice en Ciutat morta que los jueces aplican la ley en base a su ideología y que la "supuesta neutralidad de los jueces y de la policía es falsa". 

INTENTO DE REABRIR EL CASO

En enero de 2015, el documental se emitió en TV3, en horario de máxima audiencia. El Parlament hizo una declaración pidiendo a la Fiscalía que se reabriera el caso, pero hasta ahora no han aparecido nuevas pruebas ni nuevos testimonios. Años atrás, en 2008, una comisión del Il·lustre Col·legi d'Advocats de Barcelona analizó el caso y emitió un informe, pero tampoco se detectó ningún aspecto que invalidara el juicio.

Un año antes de su emisión en la televisión pública, el Ayuntamiento concedió el premió Ciutat de Barcelona al documental. La decisión, tomada durante el gobierno de Xavier Trias por un jurado independiente, causó un enorme revuelo. El día de la entrega del galardón, los dos directores de Ciutat morta, Xavier Artigas y Xapo Artega, dejaron a Trias con el premio en la mano. En diciembre de 2017, tras conocerse la muerte de Laínez, el pleno municipal mostró su disconformidad con el fallo. Todos los partidos votaron a favor menos Colau, aunque la alcaldesa condenó la muerte de Laínez a manos de Lanza. 

La subvencion a Enginyers Sense FronteresLa subvención a Enginyers Sense Fronteres

RESTO DE SUBVENCIONES

El resto de subvenciones otorgadas en la citada convocatoria son para la asociación Nexes Interculturals Joves per Europa (3.200 euros), la asociación Pandorahub (7.500), Terram Ar-Co SCCL (3.600), Bidó de Nou Barris (5.040), asociación Educativa y Cultural Formes (2.880), la federación de entidades Proy y Pisos Asistidos (2.000), La Diversa SCCL (4.320), ETCS Estratègies de Transformació Comunitària Sostenible (6.000), la asociación CFD Barcelona Centre de Foto y CoopDevan SCCL (2.150 euros).

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.