La jefa de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, Magda Campins, ha afirmado ese lunes que la actual situación de la crisis del coronavirus es "muy peligrosa" y ha pronosticado que en los próximos días serán necesarias "medidas más drásticas".

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Campins se ha mostrado "escéptica" sobre el efecto real que puede tener el cierre de bares y restaurantes, del que se cumplirán dos semanas el viernes, día a partir del cual debería comenzar a notarse su impacto en los indicadores epidemiológicos.

"TENSIÓN" EN LOS HOSPITALES

Ha llamado a la ciudadanía a "disminuir las interacciones sociales" y a hacer solo lo "imprescindible" para evitar volver a la situación de práctico colapso​ de marzo y abril, pues ha alertado de la fuerte "tensión" que ya registran los hospitales.

Ha sostenido que un confinamiento solo de fin de semana podría ser "efectivo" porque es entonces "cuando hay más interacción", y ha defendido que "lo último que habría que cerrar son las escuelas", porque la "transmisión" del virus se efectúa fuera de los centros educativos mucho más que entre alumnos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.