El laboratorio del Hospital Sant Joan de Déu, de Esplugues de Llobregat (Barcelona) analizará 600 PCR de saliva realizadas a escolares y universitarios sospechosos de COVID. El objetivo de esta prueba piloto es dar apoyo a la Atención Primaria de la zona y liberar al máximo número de sanitarios de este cometido.

La prueba piloto se llevará a cabo en las escuelas e institutos de los distritos de Sarrià-Sant Gervasi y el Eixample izquierdo y se realizará a los menores sospechosos de Covid-19. En estas zonas de la ciudad de Barcelona se concentran una gran cantidad de centros escolares, muchos de ellos privados o concertados. 

SUSTITUYEN EL FROTIS NASOFARÍNGEO POR LA MUESTRA DE SALIVA

El Hospital Sant Joan de Déu reparte kits de recogida de muestras de saliva para la PCR que a posteriori son facilitados a alumnos y docentes para que recojan sus muestras en sus casas. Una vez en casa, los propios niños o el familiar recoge la muestra de saliva y la lleva al casal Can Fàbregas, en Sarrià, a donde acude personal del hospital para llevarlo al centro sanitario y se analiza en su laboratorio.

En este caso, el procedimiento estándar del frotis nasofaríngeo es sustituido por una recogida de saliva, que es más sencilla y menos molesta para los menores, han precisado fuentes del hospital.

600 MUESTRAS

Entre las muestras de las escuelas y el cribado que se realiza estos días en el campus norte de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), que también lleva a cabo Sant Joan de Déu, hoy se han juntado unas 600 muestras que se analizarán en el laboratorio de este centro, que forma parte del SISCAT (sanidad concertada).

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.