París es una de las ciudades más bonitas del mundo, pero también una de las más insalubres. Desde hace años la capital francesa se enfrenta a un alto índice de ratas. Estas aportan tantas enfermedades, suciedad y malestar a los ciudadanos y turistas que el ayuntamiento local decidió emprender una lucha en contra de estos roedores. 

Fuentes oficiales dieron a conocer que por cada parisino hay dos ratas, por ello creen que es necesario erradicar esta plaga cuanto antes. Hace poco informaron de una nueva medida con la que pretenden acabar con esta problemática. 

IMPENETRABLES Y DE MAYOR ALMACENAJE 

Utilizarán contenedores de basura impenetrables, estos recipientes serán cuadrados, grises y no podrán ser perforados por los roedores porque estarán cubiertos de metal forjado. De momento no suplirán los contenedores convencionales, tan solo aquellos ubicados en zonas con alta concentración de personas, en los que hay más plagas de ratas. 

Otra de las ventajas que tendrán estos innovadores botes de basura es que compactarán la basura almacenada en su interior, de modo que tendrán una mayor capacidad de almacenaje. Pero el objetivo principal es que los parisinos y los visitantes de la ciudad no tengan una excusa para no tirar la basura en los contenedores, además de reducir la proliferación de la plaga de roedores.