ARCHIVADO EN:

En pocos días empezará el nuevo curso escolar, un inicio no exento de incertidumbre para padres y alumnos. Las puertas de los colegios abrirán en Catalunya el próximo 14 de septiembre con unas medidas de protección extraordinarias para frenar el avance de la pandemia. Claramente, será un curso escolar extraño, en el que todos los alumnos deberán integrar y acostumbrarse a las nuevas pautas higiénicas y sanitarias​ para evitar el contagio de la Covid-19

Entre estas medidas está extremar la higiene de manos, respetar la distancia de seguridad entre alumnos, tener una nueva distribución de espacios y horarios de recreo, hacer las entradas y salidas a la escuela escalonadas para evitar aglomeraciones, pertenecer a grupos de convivencia estancos, toma de la temperatura al acceder al recinto escolar y el uso de mascarilla obligatorio a partir de secundaria. 

Alumnos en la vuelta al cole tras la pandemia del coronavirus / ARCHIVO
Alumnos en la vuelta al cole tras la pandemia del coronavirus / ARCHIVO

Un curso lleno de incertidumbre

Con estas precauciones y el trabajo de todos los equipos docentes, el curso debería poder funcionar dentro de cierta normalidad. Sin embargo, tampoco está clara la duración del curso, ya que de haber un rebrote las escuelas tendrán que volver al formato online.

Por el momento, es probable que las clases tengan una duración más corta para tener tiempo entre asignaturas para limpiar y ventilar las aulas. Así, parece demasiada información de golpe, pero hay que estar tranquilos porque alumnos y profesores recibirán formación específica sobre la protección y prevención que se deberá seguir en el día a día de la vida en la escuela.

Miedo a ir a la escuela

El cambio de rutinas que supuso el confinamiento repentina, ha generado en muchas personas dudas y temores. Unas emociones que especialmente afectan a los escolares, según algunas voces los grandes olvidados de la pandemia. La afectación emocional de los menores es una de las grandes preocupaciones de los padres que piensan que el año de contenidos se puede recuperar, pero la salud emocional es un aspecto fundamental para tratar. Los niños deben recuperar la felicidad y alejar los miedos de la situación vivida.

Rocío Rosés, psicóloga del Hospital Universitari General de Catalunya explica que las personas, tanto adultos como niños, necesitan saber qué va a pasar en un futuro inmediato. Disponer de información proporciona seguridad y tranquilidad. Sin embargo, cuándo no es así y no se tienen respuestas, las personas experimentan sensación de incertidumbre o duda. “Además, en estos momentos la falta de información es referente a un ámbito tan sensible como el escolar, el cual es una de las áreas fundamentales para el correcto desarrollo de un niño (junto con la familia)”.

Una mujer en una tienda con productos para la vuelta al cole / EFE
Una mujer en una tienda con productos para la vuelta al cole / EFE

La importancia de las clases presenciales

En la escuela, los niños aprenden a interiorizar las rutinas necesarias en su día a día para poder adquirir los hábitos de autonomía. Aprenden la importancia de respetar unos horarios (importancia de llegar puntual a la escuela); a adecuar su comportamiento a cada contexto (no se hacen las mismas actividades en el aula que en el patio); a seguir normas y pautas. “Además, es dónde los niños aprenden a desarrollarse a nivel cognitivo. Es el lugar donde adquieren las habilidades sociales necesarias para poder entender el mundo que les rodea, generalmente mediante el aprendizaje vicario (por imitación y observación de los iguales)”, señala Rosés.

Según la psicóloga del General de Catalunya,t ambién puede ser una oportunidad para trabajar la flexibilidad cognitiva o la capacidad de podernos adaptar a un entorno cada vez más inestable y cambiante. “Una persona flexible, es capaz de adaptarse a situaciones nuevas y a escenarios a los que antes no se ha enfrentado. No hay que olvidar que los niños y adolescentes necesitan sentirse cuidados y seguros y disponer de cierta anticipación sobre lo que les va a suceder”.

Información clara y precisa

Por tanto, las enormes dudas que actualmente existen sobre el inicio de la escuela pueden generar sentimientos o emociones negativas. Rosés le da la vuelta y asegura que “si somos capaces de ayudar a los niños y adolescentes a transformar una situación potencialmente negativa en un aprendizaje positivo, conseguiremos resultados favorables sobre un contexto incierto". 

Por lo que se necesita tener información real y precisa sobre el inicio escolar. Explica que es fundamental que a nivel institucional y gubernamental se dé una respuesta clara y concisa sobre el inicio escolar, para mitigar los efectos negativos que la incertidumbre puede ocasionar en la población infanto-juvenil.

Un aula antes de la vuelta al cole / EP
Un aula antes de la vuelta al cole / EP

¿Cómo hacer que los escolares cumplan las normas?

El niño o adolescente se encuentra inmerso en un aprendizaje de normas y pautas. Para conseguir que los escolares cumplan las nuevas medidas de prevención de contagio del Covid (uso de mascarillas, distancia social y lavado de manos) se tendrán que realizar talleres de prevención y concienciación sobre la importancia que tiene realizar estas medidas para no contagiarse. 

Prevenir significa literalmente “intervenir y actuar con anticipación para impedir que algo ocurra” (World Health Organization, 2004). En concreto, se debería realizar una prevención de tipo universal (ya que la mayoría de la población a quién va dirigida tendrá un bajo o nulo riesgo). Además, la prevención que se desarrolle en el contexto escolar debería estar enfocada en los factores de riesgo de la población general (en este caso, en los riesgos de contagio y cómo prevenirlos).

Estrategias para la obediencia 

Paralelamente a la prevención, Rosés considera imprescindible que se implementen estrategias que favorezcan el entrenamiento en la obediencia. La utilización de un tipo de estrategias u otras, depende de la edad del niño. “En la etapa infantil –explica Rocío Rosés- y en los primeros ciclos de primaria, se deberán poner indicaciones muy visuales en las aulas, se tendrá que repetir antes de empezar cualquier actividad y gratificar de manera inmediata (mediante el uso de reforzadores) el correcto uso de mascarillas, lavado y distancia social”.

Para la neuropsicóloga del Sagrat Cor, en cursos superiores de primaria y en la secundaria, es recomendable incentivar la calificación de las asignaturas si se cumplen las normas de higiene. "También sería recomendable utilizar una persona dentro del grupo de iguales como modelo en los diferentes contextos escolares (también los lúdicos) que realmente se están cumpliendo las normas”, concluye la psicóloga. 

 

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.