ARCHIVADO EN:

El Vall d’Hebron Instituto de Oncología ha desarrollado un nuevo fármaco, que ya ha empezado a probar en 40 pacientes en Barcelona, Nueva York y Toronto, que evita que las células tumorales se expandan y causen metástasis o recaídas y que activa el sistema autoinmune para reducir el tumor. En este sentido, el nuevo fármaco, bloquea LIF, una citoquina que está presente en gran cantidad de tumores y promueve la proliferación de las célula madre tumorales, además de desactivar la alarma del sistema inmune.

El medicamento ha logrado bloquear LIF, lo que reactiva la alarma y promueve el reclutamiento del sistema inmune contra el tumor, según han demostrado en modelos animales. Así, el fármaco induce la infiltración de las células T del sistema inmune en los tumores para atacarlos y eliminarlos, y ya ha comenzado el primer ensayo clínico fase I con 40 pacientes que están en tratamiento.

NO ES VÁLIDO PARA TODOS LOS CÁNCER

El director del Programa de Investigación Preclínica y Traslacional del VHIO, Joan Seoane, ha dirigido el desarrollo del medicamento y ha apuntado que “hemos descubierto que LIF desactiva el sistema de alarma para que no lleguen las células del sistema inmune, como si un ladrón desactivara el sistema de alarma de un banco para que no llegara la policía”, según EFE.

En este sentido, el oncólogo ha señalado que “el fármaco genera una respuesta elevada que elimina completamente el tumor y genera una memoria inmune, que significa que el sistema ya está entrando para evitar recaídas”.

Seoane ha puntualizado que este nuevo fármaco no es válido para todos los tipos de cáncer, sino solo para aquellos que expresan un alto nivel de LIF, como los glioblastomas, el cáncer de páncreas, el de ovario, el de pulmón y el de próstata, que suelen ser los más agresivos y con peor pronóstico.