Los servicios sociales de Barcelona detectaron nada menos que 112 casos de maltrato a personas de más de 65 años durante 2017. Si a esa escalofriante cifra se le suman los de años anteriores, el total se eleva a 298 en los últimos tiempos.

La gran mayoría de estos casos tienen que ver con un maltrato psicológico o emocional, o bien con casos de negligencia en el cuidado de estas personas.

Para intentar paliar una problemática que cada vez preocupa más a los ciudadanos, el Ayuntamiento y el Consorcio Sanitario de Barcelona (CSC) han firmado un nuevo convenio para mejorar la coordinación en las situaciones de maltrato a personas mayores y contribuir a que los servicios sociales y de salud actúen proactivamente, a fin de prevenir y atender estas situaciones.

Con motivo del Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y el Maltrato hacia las Personas Mayores, la teniente de alcalde de Derechos Sociales de Barcelona, Laia Ortiz, ha presentado este martes el nuevo convenio y el protocolo de actuación en la jornada municipal, durante la cual se han repasado los diferentes proyectos que se llevan a cabo actualmente.

Ortiz ha señalado que uno de las peores cuestiones es la dificultad de que los ancianos maltratados “se identifiquen como víctimas”, ya que, aunque parezca mentira, no hay una ley especifica sobre el maltrato a ancianos.

La teniente de alcalde ha manifestado su confianza en que el nuevo convenio, fruto de dos años de trabajo, garantice la coordinación efectiva entre los diferentes dispositivos del sistema sanitario y de los servicios sociales para facilitar un abordaje integral y conjunto ante cualquier caso que se pueda dar en la ciudad.

DETECTAR SOSPECHAS

Entre otras medidas, el consistorio prevé reforzar el protocolo de detección de sospechas en el acto de valoración de la dependencia, ya que con 12.000 evaluaciones anuales es uno de los principales instrumentos de detección precoz de los que dispone.

Además, el Ayuntamiento de Barcelona ya prevé medidas de sensibilización, como es el programa Soc gran y también la revisión y actualización de la web que funciona como espacio de intercambio y de instrumentos didácticos (www.bcn.cat/bontactegentgran), que ahora incorporará también una vertiente preventiva.