Las alcaldesas de Barcelona y L'Hospitalet, Ada Colau y Núria Marín, se han reunido de urgencia este martes por la mañana con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la consellera de Salut, Alba Vergés, para tratar el repunte de casos de coronvirus detectados en la capital catalana y en la segunda ciudad más poblada.

Generalitat y ambos ayuntamientos han mostrado su preocupación por el aumento de contagios de los últimos días. Como avanzó este lunes Metrópoli Abierta, los positivos se han triplicado en Barcelona en una semana, pasando de 164 a 458, y en L'Hospitalet ya hay más de 300 casos diagnosticados, principalmente en los barrios limítrofes con Barcelona, como La Torrassa.

TRANSMISIÓN COMUNITARIA EN L'HOSPITALET

La Generalitat ya admite que en L'Hospitalet, la transmisión ha pasado al ámbito comunitario y el trabajo de los rastreadores ya no es efectivo. Al respecto se ha referido este martes el jefe de Enfermedades Infecciosas del Hospital Vall d'Hebron, Benito Almirante. Según el médico, en Cataluña serían necesarios entre 1.000 y 1.500 rastreadores para que el servicio funcione bien. Con los 150 actuales es "imposible", ha dicho.

A la reunión de urgencia han asistido, además, otros miembros del Govern, como el conseller de Interior, Miquel Buch; el vicepresidente, Pere Aragonés, y la consellera de Presidència, Meritxell Budó. Ni Generalitat ni Ayuntamiento han informado si en el encuentro se ha tomado alguna decisión. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.