Parte de la calle Sant Oleguer de Sant Adrià en obras / ÁNGELA VÁZQUEZ
Parte de la calle Sant Oleguer de Sant Adrià en obras / ÁNGELA VÁZQUEZ

Patrullas vecinales contra la inseguridad en Sant Adrià: "Esto parece la Cañada Real"

Los residentes de la calle Sant Oleguer se organizarán para protegerse si la policía y la alcaldesa siguen sin actuar

Guardar
Angela Vázquez
Redactora de Metrópoli Abierta

Medidas extremas para combatir la inseguridad en Sant Adrià de Besòs. Los vecinos de la calle Sant Oleguer, al límite con Badalona, no saben hasta cuándo aguantarán los episodios de delincuencia que aseguran vivir a diario. "Robos, intentos de okupación y peleas" son algunas de las situaciones que afrontan sus residentes, tal y como han explicado a Metrópoli. Por ello, este grupo de personas se están organizando para patrullar las calles.

El vecindario explica que la criminalidad aumentó en febrero de este año, cuando se iniciaron unas obras de adecuación de la calle. "A partir de ese momento dejó de haber tráfico rodado y la presencia policial disminuyó a cero", relata uno de los afectados. El hombre lleva tres años viviendo en la zona y ha presenciado un cambio "radical" en la convivencia: "La calle antes era tranquila".

La calle Sant Oleguer de Sant Adrià / GOOGLE MAPS
La calle Sant Oleguer de Sant Adrià / GOOGLE MAPS

ROBOS Y AMENAZAS

La vía se encuentra a tan solo unos metros de la comisaría de la Policía Nacional de Sant Adrià, pero esto no disuade a los delincuentes. Lo último, un intento de reventar un parking: "Intentaron entrar a golpe de patadas y cuando una vecina los avisó desde el balcón que llamaría a la policía, amenazaron con matarla", explica uno de los residentes.

Los tirones de bolsos y los robos también son habituales. "Hemos sido informados con total claridad por parte de la Policía Local de que reciben numerosas llamadas diarias desde Sant Oleguer ", denuncia el mismo vecino. "Dicen que están faltos de personal. Es un auténtico despropósito".

ESCRITO AL AYUNTAMIENTO

El grupo de vecinos, hartos, presentó el pasado 24 de mayo un escrito de queja al Ayuntamiento de Sant Adrià, dirigido a la alcaldesa Filo Cañete. En la denuncia, a la que ha tenido acceso este medio, aparecen las firmas de la práctica totalidad de los residentes de Sant Oleguer y también de las calles vecinas. "Pagamos tributos como los demás, pero al parecer no con los mismos derechos, a juzgar por el hecho de que vemos cómo en otros lugares la presencia policial es constante, mientras que en nuestras calles es inexistente", reza el escrito.

"Una buena Administración Pública es aquella que cumple con las funciones que le son propias con diligencia, lo que no ocurre en el supuesto que nos ocupa, habida cuenta la pasividad de la Administración Local con la situación denunciada y conocida por la misma", sentencian en el escrito.

La respuesta municipal todavía no ha llegado, pero los vecinos ansían hechos, consecuencias. "Esto ya parece la Cañada Real", denuncian los adrianenses.

Parte de la calle Sant Oleguer de Sant Adrià en obras / ÁNGELA VÁZQUEZ
Parte de la calle Sant Oleguer de Sant Adrià en obras / ÁNGELA VÁZQUEZ

DENUNCIA A LA POLICIA LOCAL Y A LA REGIDORA

Dos escritos más de las mismas características han sido enviados a la Policía Local del municipio y a la regidora Ruth Soto. A los agentes se les pide que "tomen medidas para paliar la situación denunciada" y solicitan que doten de "seguridad a nuestro barrio, tan necesaria y reclamada por los vecinos, pero sin efecto alguno".

Los afectados también se han dirigido a la regidora de Territorio Sostenible y Urbanismo para exigir soluciones: "La calle está en obras, pero la policía puede aparcar el coche igual en un extremo de la calle y entrar", proponen los residentes.

PERFIL DE LOS DELINCUENTES

Si bien no se puede hablar a ciencia cierta de una banda organizada, las víctimas de hurtos y otros episodios delictivos coinciden en la descripción de los asaltantes: jóvenes extranjeros, especialmente de nacionalidad magrebí.

El vecindario también ha notado últimamente una nueva estrategia: los delincuentes marcan las puertas de los pisos para averiguar cuáles están vacíos. "Estamos desprotegidos".

AUMENTAN LOS DELITOS

Según el balance de criminalidad que realiza cada año el Ministerio de Interior, los delitos han aumentado en general durante este primer trimestre del año en Sant Adrià de Besòs. El total de infracciones asciende a 771 mientras que en el mismo período en 2021, estas fueron 731. Los hurtos ascienden de 187 a 224. Más alarmante aún es si se comparan con el 2020, cuando los hurtos se situaron en 166. Los robos con fuerza en domicilios y establecimientos también aumentan.

Datos del Ministerio de Interior sobre la delincuencia en Sant Adrià / EPDATA
Datos del Ministerio de Interior sobre la delincuencia en Sant Adrià / EPDATA

Por otro lado, disminuyen los robos con violencia e intimidación durante estos tres primeros meses del año: de 79 bajan a 62. También descienden los delitos de sustracción de vehículos.

Lo que revelan los datos es que, comparando el crimen con otros municipios y lugares, Sant Adrià iguala e incluso supera a grandes ciudades. Madrid, Valencia y Sevilla se sitúan por debajo del municipio en cuanto al número de infracciones penales registradas en lo que va de año.

MANIFESTACIÓN EL 27 DE JUNIO

Debido a la alarmante situación que a diario los vecinos de Sant Adrià denuncian, por redes sociales circula un cartel que llama a los adrianenses a manifestarse el próximo 27 de junio a las puertas del consistorio.

"Hagamos ruido y que se enteren los políticos", se lee en el escrito. "Por la dignidad de Sant Adrià, por una ciudad más segura, más limpia y con mejores servicios. No más violencia, no más robos, no más okupas, no más vandalismo e incivismo. Sí más policía y más seguridad".

Fachada del Ayuntamiento de Sant Adrià
Fachada del Ayuntamiento de Sant Adrià

SIN RESPUESTA MUNICIPAL

El regidor de seguridad, Andrés Pozo, no ha contestado a ningún requerimiento de Metrópoli sobre los episodios de inseguridad que se dan en la ciudad. El último, un campamento de toxicómanos en el barrio de La Mina sobre el que el regidor no se ha pronunciado.

Las declaraciones de Pozo en una de las sesiones plenarias del Ayuntamiento despertaron la indignación de los grupos de la oposición y de la ciudadanía. El regidor aseguraba que hay una diferencia entre la "percepción" y la inseguridad real existente en el municipio. Según Pozo, esta última se tiene que "relativizar".

El regidor socialista Andrés Pozo durante su intervención en el pleno
El regidor socialista Andrés Pozo durante su intervención en el pleno

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.