ARCHIVADO EN:

La estación de metro de Stratford de Londres acaba de implementar escáneres corporales. Se trata de una medida preventiva, financiada por el ministerio del interior, para detectar pistolas, cuchillos y diferentes explosivos que podrían llevar los usuarios del metro escondidos.

RASTREAN A 2.000 PERSONAS CADA HORA

La policía londinense desplegó los controles el pasado lunes, y ha informado de que estos durarán tan solo hasta el viernes 20 de septiembre. Los escáneres que utilizan para emplear los controles detectan los objetos sospechosos a través de una tecnología de imagen térmica, las cámaras de estos artilugios son capaces de rastrear a 2.000 personas cada hora, dar una visión de cada uno de los pasajeros a una distancia de más de 9 metros y permiten a los agentes policiales conocer todas las características de las armas. 

Esta prueba permitirá reducir de forma potencial los controles aleatorios que ha estado practicando la British Transport Police en los últimos tiempos. El Ministro de la Policía, Kit Malthouse, dijo que estaban "haciendo todo lo posible en una batalla contra el crimen con arma blanca en Londres y en todo el país".

UN SISTEMA USADO EN OTRAS CIUDADES

Este sistema de control por imagen térmica se lleva usando más de un año en Los Ángeles, y ha ayudado a reducir considerablemente la tenencia de armas de fuego y blancas en la ciudad estadounidense. 

Barcelona es una de las ciudades que ha cifrado un mayor repunte de apuñalamientos, por lo que una medida de este tipo podría ayudar. Este mismo miércoles, una persona ha resultado herida por la tarda tras una pelea en la calle d’Espalter, presuntamente con arma blanca. Según un vídeo que han difundido a través de las redes sociales, la víctima presenta heridas en la pierna.