A Gerard Piqué le esperan dos citas importantes en los próximos días. Este sábado se enfrenta al Atlético de Madrid en un partido decisivo para el devenir de la Liga. Dos días después, el lunes, chupará banquillo, pero en este caso el de los acusados, pues ha sido citado a declarar en calidad de investigado por conducir sin puntos en su licencia.

El titular del Juzgado de Instrucción 27 de Barcelona ha llamado a declarar a Piqué este lunes 26 de noviembre a las 13 horas. Los hechos ocurrieron el pasado 31 de agosto, cuando fue denunciado por la Guàrdia Urbana al constatar que el futbolista conducía su vehículo sin licencia. Tras darle el alto en una calle del Eixample poco antes de las 15 horas, los agentes trataron de comprobar los datos del futbolista, momento en el cual advirtieron de que le habían retirado el carnet de conducir por otras infracciones previas.

A Piqué se le acusa de un presunto delito contra la seguridad del tráfico. Tras la denuncia de la Guàrdia Urbana, el central culé acudió en los días posteriores a entrenar con su equipo en una bicicleta eléctrica.

Piqué se unirá a Leo Messi, quien también tuvo que sentarse recientemente en el banquillo de los acusados, por un delito de fraude fiscal.