Un coche de Mossos y de Policía Local en Sant Adrià / AJUNTAMENT DE SANT ADRIÀ
Un coche de Mossos y de Policía Local en Sant Adrià / AJUNTAMENT DE SANT ADRIÀ

Máxima preocupación en Sant Adrià para retomar el control de la mina

El consistorio y los cuerpos de seguridad evalúan cómo atajar la problemática de la delincuencia en el municipio aledaño a Barcelona

Guardar
Periodista
Actualizado: 22/09/2022 16:08 h.

El director general de la policía municipal de Sant Adirà de Besòs, Pere Ferrer, se ha reunido con la alcaldesa, Filo Cañete, para tratar de recuperar el control de la ciudad, que en el último año ha experimentado tres tiroteos y altos índices de delincuencia. Ayuntamiento y policía han evaluado las actuaciones de este año y han tratado de buscar soluciones para atajar la delincuencia del municipio.

Y es que pese a una reducción de los delitos frente a 2019, todavía hay un gran número de crímenes (2.882) que se cometen en la ciudad aledaña a Barcelona y que condiciona la vida de sus vecinos. A principios de esta misma semana, se vivió el último asesinato ocurrido cerca de la comisaría de los Mossos d'Esquadra de la localidad, cuyo autor todavía no ha sido detenido.

Y es que la policía catalana experimenta una falta de efectivos que, en palabras de la alcaldesa, duda "que lleguen a los 80". "La comisaría de La Mina sufre una falta de efectivos", aseveraba Cañete en una entrevista en la que pedía más recursos de "orden público".

En este marco, Los Mossos han destacado que llevan a cabo operativos específicos en el barrio de La Mina, especialmente conflictivo. Asimismo, en el municipio están presentes efectivos de la ARRO, la BRIMO, la Unidad de Seguridad Ciudadana, la Unidad Regional de Policía Administrativa y los grupos de proximidad. 

MÁS HORAS DE PATRULLA

Por su parte, desde la Policía Local aseguran que la media de horas de servicio de los últimos 8 meses ha sido un 14,6% superior respecto a 2019, lo que se traduce en una 300 horas más al mes y unas 2.025 al año. Se trata de cifras que, si bien coinciden con un descenso de la delincuencia, son claramente insuficientes atendiendo al número de delitos cometidos, teniendo en cuenta que el municipio no llega a los 38.000 habitantes.

Exterior de la comisaría de los Mossos en Sant Adrià / ARCHIVO
Exterior de la comisaría de los Mossos en Sant Adrià / ARCHIVO

En la reunión también se ha expuesto que el Pla Estiu, un operativo montado para el control callejero durante el verano, ha implicado un descenso de los hurtos en un 49,3%, otro descenso de los robos en locales comerciales del 42,1% y, en domicilios particulares, del 15,4%. También han caído los robos con violencia un 56,9%.

En general, todos los hechos delictivos, explica la policía, han caído durante el verano un 13%.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.