Forman parte del skyline de Barcelona y su área metropolitana. Declaradas Bien Cultural de Interés Local por el Ayuntamiento de Sant Adrià del Besòs, en septiembre de 2016, las Tres Chimeneas fueron uno de los grandes símbolos de la industrialización de Barcelona, con más de 1.000 trabajadores y la emisión de 57.000 toneladas de dióxido de azufre. Operativa entre 1973 y 2011, la central térmica espera su anhelada transformación como factor clave para dinamizar el Barcelonès Nord. En 2008, una consulta popular en Sant Adrià decidió conservar la estructura.

El ambicioso plan de las Tres Chimeneas todavía está en fase embrionaria. Los ayuntamientos de Sant Adrià y Badalona se han volcado con un proyecto que contempla la ordenación de 32 hectáreas situadas entre la vía del ferrocarril y el mar y desde la desembocadura del Besòs hasta el barrio de la Mora (Badalona). El Plan Director Urbanístico (PDU) de la Generalitat también incluye un espacio adicional de 92 hectáreas en las que, actualmente, hay almacenes y áreas industriales.

MÁS DE 80 MILLONES DE EUROS

Joan Callau, alcalde de Sant Adrià (PSC) desde 2013, espera que el proyecto se apruebe en 2021 (ahora cuenta con la aprobación provisional) y sea una realidad en 10 o 15 años. El coste superará los 80 millones de euros. “Con la Generalitat, el Consorci del Besòs y el Ayuntamiento de Badalona buscamos un proyecto atractivo para dinamizar la zona con nuevas oficinas y potenciar la actividad económica”, recalca el primer edil. “Estamos ante una oportunidad histórica de transformar un espacio deprimido en una zona privilegiada”, sostiene Miguel Jurado, concejal del PP en el gobierno de Badalona.


Zona de las Tres Chimeneas vista desde el mar / GENCAT
Vista aérea de la desembocadura del Besòs y de las Tres Chimeneas / CONSORCI DEL BESÒS

La metamorfosis de las Tres Chimeneas, un suelo privado, mayoritariamente de Endesa Generación y Metrovacesade, contempla tres franjas paralelas al mar, según el PDU. La más próxima tendrá un parque verde de 10.000 metros cuadrados. En un segundo nivel irán nuevos equipamientos, todavía por definir (escuelas, un CAP…). Y, finalmente, se construirán 1.844 viviendas: el 60% de libre mercado y el 40% restante de protección oficial (738), de venta y también de alquiler. "La mitad de los pisos públicos serán de alquiler, destinados a personas que no pueden ir al mercado libre", subraya Callau.

EL OCIO NOCTURNO, VETADO

El PDU especifica que las nuevas actividades económicas de la zona no podrán estar vinculadas con el ocio nocturno ni ser industriales para evitar ruidos y malos olores. El proyecto sí contempla la posible construcción de oficinas y hoteles. 

Hace nueve meses, Callau ya avanzó a Metrópoli Abierta que muy cerca de las Tres Chimeneas se construiría el Hard Rock Hotel Barcelona, con un coste aproximado de 200 millones de euros. Será el tercer hotel de lujo de Barcelona en la fachada del litoral, tras el Hotel Arts y el W, y facilitará la revitalización del Barcelonès Nord. Las obras ya se han iniciado y se prevé que abra a principios de 2022.


La torre Antares, en la Diagonal / MA
La torre Antares, en la Diagonal / MA

UN NUEVO ICONO: LA TORRE ANTARES

Muy cerca del ámbito de las Tres Chimeneas, ya en el municipio de Barcelona, está la torre Antares. Diseñada por la arquitecta francesa Odile Decq, tendrá 89 pisos de lujo. De 67 metros de altura, el edificio destaca por sus balcones ondulados, de color rojo y blanco, con viviendas que oscilan entre los 98 y los 386 metros cuadrados. El piso más barato cuesta 850.000 euros. 

En la sala de turbinas, un espacio de 14.000 metros cuadrados, “está prevista la construcción de equipamientos públicos como un HUB internacional de conocimiento para el Desarrollo Sostenible y la Paz”, remarca Jurado. “La transformación de las Tres Chimeneas es la gran oportunidad para crear un gran espacio que afronte los retos de cambio climático y su impacto en el Mediterráneo, con una clara apuesta por las energías renovables. También priorizará la resolución pacífica de conflictos”, añade el concejal del Ayuntamiento de Badalona. Este proyecto estará liderado por Màrius Roviralta, ex rector de la UB y secretario de Estado de Universidades durante la presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del gobierno español.

Totalmente descartado, en cambio, ha quedado el faraónico proyecto de Mohamed Ali. Crónica Global informó de que el proyecto del magnate egipcio --una gran estructura de cristal que pretendía albergar una universidad de la paz y que actuara como puente entre Europa y África-- era en realidad un auténtico fraude.

LA PROLONGACIÓN DEL TRANVÍA

El PDU deberá resolver el futuro de la subestación eléctrica de Endesa, pendiente de su traslado. La transformación de las Tres Chimeneas también está condicionada por los informes medioambientales sobre el riesgo de inundaciones de la zona, muy sensible por estar al lado de la desembocadura del Besòs. Para evitar riesgos, los edificios se construirán en la línea más alejada del mar. Y la movilidad del barrio, según Callau, “será lo más pacífica posible”. Contempla la creación de carriles bici y mejoras en el transporte público. La más significativa será la prolongación del tranvía hasta el puerto de Badalona.

Recreación de la remodelación de la futura zona de las Tres Chimeneas / CONSORCI DEL BESÒS
Recreación de la remodelación de la futura zona de las Tres Chimeneas / CONSORCI DEL BESÒS

El futuro de las Tres Chimeneas y su entorno cuenta con un apoyo casi unánime de los partidos políticos de Badalona y Sant Adrià. “Sólo ha habido cuatro votos en contra de los 48 concejales de las dos poblaciones”, desliza Callau, mientras que Jurado aplaude la buena sintonía entre los dos consistorios. El de Badalona, gobernado por el PP, y el de Sant Adrià, por los socialistas.

EL CAMPO DEL SANT GABRIEL

La transformación del emblemático espacio del Barcelonès Nord también tiene el respaldo mayoritario de los vecinos tras abrirse dos procesos participativos. Las bases del proyecto están claras y, entre otras cosas, contempla el traslado del campo de fútbol del Sant Gabriel, un club histórico de Sant Adrià reconocido por su trabajo con el fútbol formativo. El actual estadio no se derribará hasta que se inaugure el nuevo campo.

Un cartel advirtiendo del peligro de demoliciones en la central térmica de Sant Adriá del Besòs / PABLO MIRANZO
Antiguo cartel que avisa del peligro de la zona próxima a las Tres Chimeneas / PABLO MIRANZO

Únicamente la Plataforma per la conservació de les Tres Xemeneies de Sant Adrià es muy crítica con la transformación que sufrirá la zona, sobre todo por la construcción de nuevas viviendas. “El régimen de Protección Oficial no garantiza que los precios sean asequibles. En Sant Adrià, Badalona y Santa Coloma hay muchos pisos vacíos y este espacio no es más adecuado para crear un barrio altamente densificado, segregado de la trama urbana”, argumenta Roger Hoyos, presidente de la plataforma.

Fuentes próximas a la teniente de alcaldía del Ayuntamiento de Barcelona y presidenta del Consorci del Besòs, Janet Sanz, valoran muy positivamente que el plan director incluye las reservas del 40% de vivienda asequible, pero ven un error que no se obligue a Endesa a asumir el coste de la subestación después de tener el espacio vacío durante años". Los comunes también denuncian un "déficit de espacios verdes" en la transformación de las Tres Chimeneas y su entorno.

EL CAMPUS DE LA UPC: DOCENCIA E INVESTIGACIÓN EN INGENIERÍAS

La transformación del Besòs va ligada también al crecimiento del Campus Diagonal-Besòs de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC). El espacio se puso en marcha en septiembre de 2016 con 3.100 estudiantes y 400 profesores e investigadores de la Escuela de Ingeniería de Barcelona Est (EEBE) y una inversión inicial de 100 millones de euros. Las clases, con siete grados, cuatro másteres y cuatro doctorados, están centradas en las ingenierías biomédica, eléctrica, electrónica industrial, mecánica, química y de materiales. La EEBE es el principal motor del campus.

Un hombre habla por teléfono en los alrededores de la central térmica de Sant Adriá del Besòs / PABLO MIRANZO
Un hombre habla por el móvil junto al mar, entre la desembocadura del Besòs y las Tres Chimeneas / PABLO MIRANZO

Situado entre Barcelona y Sant Adrià, el campus de la UPC tiene un techo edificable de 150.000 metros cuadrados y se puso en marcha para ser un motor de cambio de transformación social y económica y del territorio. Actualmente, la zona cuenta con cuatro edificios construidos, tres de ellos dedicados a la docencia y a la investigación. El otro es la nueva residencia para estudiantes, profesores e investigadores.

NUEVO EDIFICIO PARA EMPRESAS

Este otoño, se inicia la construcción de un nuevo edificio, el E, que acogerá a pequeñas y medianas empresas, startups y espacios de coworking para autónomos y emprendedores. Próximamente está prevista la inauguración de un parque de 20.000 metros cuadrados que también estará abierto a la ciudadanía. 

El pasado verano, además, el Institut Català del Sòl (INCASÒL) y la UPC firmaron un acuerdo para levantar otro equipamiento para grupos y centros de investigación. El INCASÒL se encargará de la construcción y la gestión del edificio, con una superficie total construida de 10.670 metros cuadrados y una inversión de 20 millones de metros cuadrados, que se levantará entre la rambla Central del Campus y la calle de Eduard Maristany. 

Parcela en la que se construirá un nuevo edificio del campus de la UPC del Besòs / AYUNTAMIENTO DE SANT ADRIÀ
Parcela en la que se construirá el nuevo edificio del campus de la UPC del Besòs / AYUNTAMIENTO DE SANT ADRIÀ

En conversación con este medio, Callau también explica que Sant Adrià acogerá el Barcelona Cable Landing (Station), que comenzará a funcionar en 2022. El primer puerto digital de cables submarinos de fibra óptica de alta capacidad en Cataluña es una infraestructura de alcance internacional que convertirá a Cataluña en la puerta de entrada y enlace de cables procedentes de Asia, África y el Mediterráneo con Estados Unidos por una vía más rápida.

LA REFORMA DEL PARQUE FLUVIAL

La desembocadura del Besòs vivirá su segundo gran cambio tras la reforma del parque fluvial iniciada en los años 90. El crecimiento de Barcelona, Santa Coloma de Gramenet, Sant Adrià y Montcada i Reixach, entre otras poblaciones, y la instalación de muchas industrias en los años 60 tuvo un impacto muy negativo para el Besòs, posiblemente el río más contaminado de Europa.

besos santa coloma
El río Besòs, a su paso por Santa Coloma de Gramenet / ARCHIVO

El parque fluvial del Besòs, gestionado por la Diputació de Barcelona, tiene 115 hectáreas y es uno de los grandes espacios verdes de Barcelona y su área metropolitana. En la zona hay más de 200 especies de pájaros diferentes.

Los fines de semana, miles de vecinos de Barcelona, Santa Coloma y Sant Adrià pasean por un espacio que no hace tanto era una zona muy castigada por la contaminación y la miseria. El estercolero de entonces se ha convertido en un pulmón verde que simboliza uno de los muchos cambios que ha vivido Barcelona desde los Juegos Olímpicos. Uno de sus iconos, las Tres Chimeneas, también esperan su gran metamorfosis.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.