ARCHIVADO EN:

Las tiendas Furest atraviesan desde hace mucho tiempo una pertinaz crisis de resultados que no consigue superar. La empresa explota una red de siete tiendas. Seis se encuentran en Barcelona: en paseo de Gracia 12, Pau Casals 3, Diagonal 468, más sendos establecimientos en los centros comerciales de La Maquinista, Glorias y Diagonal Mar. La séptima está en otro centro comercial, el Mataró Parc.

También tenía una en Pedralbes Center, junto a El Corte Inglés de Gran Vía de Carlos III, pero hubo de bajar la persiana tras el cierre del centro comercial entero el pasado verano.

El local más antiguo de la cadena es el de paseo de Gracia 12, que además alberga la sede social de la compañía. Se inauguró hace más de cien años, en 1917 exactamente.

ALZAS Y BAJAS

Las magnitudes económicas de la casa no son óptimas. El ejercicio 2017-2018 las ventas tornaron a subir, de 7,39 a 7,49 millones de euros. Dicho nivel es inferior al que lucía cinco años atrás y un 41% por debajo de la cima de la casa, lograda en 2008. En la tabla anexa se detalla la evolución desde los máximos, conseguidos justo antes de la pasada crisis.

FUREST EN CIFRAS (en millones de euros)
Año Ventas Resultado
2018 7,49 -0,378
2017 7,39 2,2
2016 7,8 -0,036
2015 7,6 -0,27
2014 7 -0,45
2013 7,6 -0,55
2012 8,3 0,194
2011 9,9 -0,77
2010 10,4 -1,7
2009 12,8 -0,42
2008 12,9 0,43

Si las ventas languidecen, los resultados arrojan números rojos desde hace años. Los de 2017-2018 pasan de 2,2 millones de beneficio a 378.000 de déficit.

De los últimos diez ejercicios sólo dos se han cerrado con beneficios: en 2012, con unas ganancias de 194.000 euros; y 2017, con 2,2 millones, pero en este caso no fue por la explotación ordinaria del negocio, sino por la venta de un local comercial en Diagonal 676. La enajenación de esta tienda, que Furest adquirió en 1976, supuso una plusvalía de 3,9 millones. El resultado acumulado de estos diez años suma casi 2 millones de déficit.

FIRMA MÁS QUE CENTENARIA

El curso pasado también experimentó un viraje el resultado de explotación: de 3 millones positivos a 356.000 euros negativos. Los recursos propios bajan de 3,15 a 2,77 millones y la tesorería se desploma de 1,67 millones a 32.700 euros. Lo que sí creció fue la plantilla, de 65 a 71 personas. La empresa tiene dos administradores mancomunados, Lucas Furest Pardo y Claudio Furest Peyra.

Furest es una de las firmas comerciales textiles más antiguas de Barcelona. Nació en 1898, cuando inauguró su primera tienda en la plaza Real, cerca de la calle Ferran, que en aquella época eran las vías comerciales más destacadas de Barcelona. En 1917 se trasladó a su conocido local de paseo de Gracia, entre Gran Vía y Caspe.

La marca Furest goza de prestigio en la plaza de Barcelona y tiene una clientela fiel, sobre todo entre la clase media de la ciudad. En sus estanterías se puede encontrar su propia marca y además, otras como Armani Jeans, Belstaff, Camerucci, Cruyff, Hogan, Jacob Cohën, Munich, New Balance, New Zealand Auckland, Paoloni, Replay, Robert Friedman, Scotch & Soda y Wool & Co.