La marca catalana Seat, con sede central en Martorell y que pertenece al grupo alemán Volkswagen, ha reducido en mayo las ventas un 65% interanual, hasta 19.100 unidades, tras el cierre de los concesionarios por la pandemia del coronavirus. Eso sí, la caída disminuye en comparación con abril, que fue del 80,4%.

La compañía ha informado este viernes de que la bajada de las ventas de Seat en mayo sigue siendo la mayor que ha registrado una de sus marcas, aunque en el resultado acumulado es mayor la de los Vehículos Comerciales (-39,2%) y la del fabricante sueco de camiones Scania (-40,8%).

VOLKSWAGEN LO PASA MAL

Seat ha reconocido en un comunicado compartido con la opinión pública que apenas ha vendido entre enero y mayo 159.300 unidades, un 38% menos respecto a los mismos meses del año pasado.

Por su parte, el grupo automovilístico germano Volkswagen ha vendido hasta mayo 3.089 millones de vehículos, un 29,7% menos que en los cinco primeros meses del año pasado, por el impacto de la pandemia en todas las regiones y marcas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.