Para esta mañana estaba previsto el desalojo de Saioa, una vecina del barrio de Sants, sin alternativa de un nuevo alojamiento. Los Mossos d’Esquadra, justo en el momento del desahucio, han cortado la calle Olzinelles con varias dotaciones antidisturbios.

En ese momento también estaba prevista una concentración para evitar su expulsión, pero los Mossos han bloqueado todas las calles cercanas a la vivienda para efectuar la expulsión.

DESALOJO A LA FUERZA

La propiedad, que es la inversora, Inves SL., ha roto todas las negociaciones y los agentes han amenazado en ejecutar el desalojo a la fuerza. En la vivienda también residen los dos hijos de Saioa, ambos menores de edad.

Minutos más tarde, cuando los agentes policiales han acordonado la zona, ha llegado hasta el barrio la Brimo, según La Burxa. Finalmente, los concentrados han logrado frenar el desahucio a última hora.

Tras el desalojo fallido se han podido ver cargas policiales, como se puede observar en las imágenes.

Desde La Burxa aseguran que hay varias personas heridas.