El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) ha iniciado unas obras de larga duración en el distrito de Sant Martí sin informar a los vecinos ni a los comerciantes. El PDeCAT en el Ayuntamiento ha denunciado este jueves que el gobierno municipal de Ada Colau ha permitido el comienzo de los trabajos y ha reclamado a la alcaldesa que se ponga al lado de los ciudadanos.

Las obras consisten en la construcción de unas salidas de emergencia del túnel del AVE en la esquina de las calles de Mallorca con Independència, en el barrio del Camp de l'Arpa. Según el regidor del PDeCAT, Raimond Blasi, se trata de una obras de gran impacto y de larga duración, alrededor de un año y medio. "No acabarán hasta diciembre del 2019".

MOLESTIAS AL COMERCIO

"Son obras necesarias, pero una vez más ADIF actúa de manera improvisada, generando importantes molestias tanto al comercio y a los vecinos como a la movilidad", ha dicho Blasi. El concejal ha pedido al gobierno municipal que "haga un acompañamiento a vecinos y comerciantes que durante más de un año se verán severamente perjudicados". Según el PDeCAT no se ha hecho un trabajo conjunto y coordinado para minimizar el impacto a las obras.

La próxima semana, el partido de Xavier Trias presentará en la comisión de Ecología y Urbanismo una proposición para reclamar que se elabore un informe sobre el estado de las obras y su planificación. También pedirá mejorar la información a los vecinos y comerciantes y establecer medidas para garantizar una buena movilidad y accesibilidad en la zona.