Una de las escenas más recordadas de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 es la final de waterpolo de España contra Italia. Por ello, los directores Dani de la Orden y Álex Murrull han querido revivir el momento 30 años con la película 42 segundos.

El film, que llegará a la gran pantalla el próximo verano, ya se está rodando en la capital catalana. Jaime Lorente representa a Pedro García Aguado y Álvaro Cervantes a Manel Estiarte.

Jaime Lorente y Álvaro Cervantes en '42 segundos' / 42 SEGUNDOS
Jaime Lorente y Álvaro Cervantes en '42 segundos' / 42 SEGUNDOS

TENSIÓN EN EL EQUIPO

En la película se observa la tensión que se generó en la selección de waterpolo antes de que se convirtiese en una auténtica piña. "La selección se rompió con la entrada de un nuevo entrenador y de unos chavales de Madrid con muchas ganas, poco miedo y una desfachatez desmedida", resume Lorente.

El actor de La Casa de papel se mete en la peil de Aguado, que es más conocido años después como el mediático Hermano mayor de Cuatro. 

Cervantes interpreta a Estiarte, que era considerado "el Maradona del waterpolo". El actor cuenta que "la filosofía de trabajo de los nuevos fichajes chocó con la de los jugadores catalanes que hasta entonces habían dominado el grupo".

Álvaro Cervantes y Manel Estiarte
Álvaro Cervantes y Manel Estiarte 

HISTORIAS HUMANAS

Álex Murrull asegura que, más allá del deporte, se reflejan historias humanas y de superación muy potentes. En aquellos tiempos, Aguado convivía con su adicción a las drogas y Estiarte era entonces el mejor jugador, pero arrastraba el suicidio de su hermana.

Según De la Orden, son dos personajes casi opuestos. Mientras Manel era centrado y responsable, Pedro tenía una actitud más lúdica. No obstante, ambos tenían una obsesión por ganar. Además, en la película se muestra la presión que sufrieron los deportistas por "el sacrificio y la locura de entrenamiento" a los que los osmetía el croata Dragan Matutinovic. 

Jaime Lorente y Pedro Garcia Aguado
Jaime Lorente y Pedro Garcia Aguado 

ENTRENAMIENTO

Para rodar, Lorente y Cervantes han tenido que entrenar duro. "Al principio lo llevamos muy mal pero luego fuimos cogiendo el ritmo y hemos defendido nuestro trabajo, porque es un deporte extremadamente difícil", explica Lorente.

"Nuestro gran logro es que al final no hemos usado dobles para ninguna secuencia", comenta orgulloso Cervantes.

En el reparto del filme, que finalizará su rodaje el próximo miércoles en Andorra, también figuran actores como Pep Ambròs, Àlex Maruny, Roger Casamajor, Joan Sentís y Christian Valencia.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.