Amor Romeira es uno de los rostros más conocidos de Telecinco, su cara ocupa portadas de revistas y su nombre aparece en cientos de titulares. Desde que participó hace doce años en Gran Hermano y dejó estupefacta a la audiencia con su arrolladora personalidad no ha dejado de trabajar en el mundo de los realitys. Desde hace un tiempo se consolida como cantante de reggaeton y hace muy poco ha anunciado su iniciación en el mundo la política de la mano del pequeño Nicolás, pero aunque tenga una vida ajetreada y reconocida no olvida sus ideales feministas y liberadores. BMagazine ha tenido la oportunidad de entrevistarla y sorprenderse con la mente brillante que se esconde debajo de la fachada de femme fatal

Tras muchos años trabajando en el mundo de la televisión te atreves con la música, ¿como has vivido el proceso, te has sentido aceptada?

El trabajo de la marca, que es mi nombre, ya lo he hecho con mi participación en programas de televisión, la gente me conoce y sabe quien soy, por eso me ha sido más fácil entrar en la música. He sacado cinco singles, pero el último, Ubikaína, ha tenido una repercusión brutal en las redes sociales y entre los jóvenes. Pero aunque esté en las listas de éxitos nunca se me va a aceptar como cantante, aunque lo sea. España es el único país en el que entras en un programa de televisión y se te identifica con eso para siempre. Yo, para mucha gente, seré toda la vida la transexual de Gran Hermano. 

 

 

No tienes miedo a nada, has sorprendido a todo el mundo con tu candidatura a las elecciones generales con el partido Influencia Joven, ¿como te llegó a tentar la política? 

Me han propuesto en diversas ocasiones unirme a partidos políticos, pero me he negado siempre. Francisco Nicolás me lo pidió, me leí todo el manifiesto del partido y acepté ser candidata de Influencia Joven porque es un partido nuevo que quiere educar en diversidad sexual y sobretodo porque no tiene ideología, y eso me encanta. Me gusta muchísimo la economía de la derecha y me fascinan las leyes del socialismo, creo que cualquier grupo político puede llegar a ser bueno en una situación concreta. Ahora mismo considero que necesitamos unas leyes que amparen a las mujeres y a la comunidad LGTBI, esa es nuestra prioridad inmediata. 

A parte de cantante y política eres influencer, cuentas con más de 225 mil seguidores en tu perfil de Instagram, ¿utilizas este canal para promover tus ideas políticas?

Yo soy influencer desde que nací, desde pequeña marqué un antes y después en todas las etapas de mi vida, siempre he sido protagonista y líder. A día de hoy, y con la fuerza que tienen las redes sociales, he decidido aprovechar el tirón que tengo para promover unos ideales sanos y necesarios. Me parece de vital importancia transmitir cosas buenas y verdaderas a través de Instagram, puedo llegar a mucha más gente de la que pienso y a su vez ayudar a personas que se sientan solas o incomprendidas. Todo lo que pienso lo expongo, sea para bien o para mal, soy natural, sin filtros, por eso me enfada la gente que utiliza las redes por simple postureo, mostrando algo que no son, lo considero una estafa. 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Think different @influenciajoven

Una publicación compartida de Influencia Joven (@influenciajoven) el

 

Dices que ayudas a la gente a través de las redes, ¿te hubiese ayudado tener un referente cuando eras pequeña, en tu etapa de proceso y de asimilación de la transexualidad?

Creo que me hubiese ayudado a conocer que significaba lo que me sucedía, pero no a aceptarlo. Yo nací siendo una niña con un problema. En mi entorno infantil y juvenil jamás sufrí bulling, todos mis compañeros sabían que yo era una niña y lo aceptaban. Fue cuando llegué a Madrid cuando oí por primera vez el término transexual, al principio me ofendía que se me calificara así pero a la larga he aceptado generalizarme con ese concepto, aunque no me identifico. Soy una mujer que ha vivido un proceso, como cualquier otra. 

Te estrenaste en el mundo de la televisión de la manera más abierta posible, es decir en Gran Hermano. ¿Sigues llevando bien el ser un personaje público?

Estoy educada para ser un personaje público, llevo viviendo del espectáculo desde los 9 años. Mi madre me enseñó a ser consecuente con mi trabajo y a no negarme a un saludo. Soy consciente de que soy pura fachada para muchas cosas y que con ello me gano la vida por lo que intento estar siempre al pie del cañón. Mi llegada al mundo de la televisión me expuso totalmente. Gran Hermano es un experimento social en el que se juntan todos los conflictos de la sociedad en una casa, es la realidad que vivimos todos expuesta a los ojos de los espectadores, por lo que me conoce media España. 

 

Amor Romeira posando para BMagazine / V.M
Amor Romeira posando para BMagazine / V.M